La humanidad necesitaría casi tres planetas Tierra para satisfacer las demandas alimentarias y energéticas de los más de 9.000 millones de personas que habrá en 2050, según informa WWF, después de que el planeta haya alcanzado la cifra de 7.000 millones de habitantes.

Así, la humanidad está consumiendo actualmente los recursos naturales a una velocidad mayor de la que pueden regenerar los ecosistemas y continúa liberando más CO2 del que puede absorber la naturaleza. Además, aunque la ONU afirma que el Planeta es capaz de cubrir las necesidades de todos, la realidad es que, según la ONG, esto es imposible si continúa el ritmo de consumo de los países del hemisferio norte.

Actualmente, el consumo mundial de recursos ha superado tanto la biocapacidad, que ya se necesitan 1,5 años para regenerar los recursos utilizados sólo en el año 2007. Y mientras hay 1.000 millones de personas con sobrepeso, otros 1.000 millones sufren hambre crónica.

En su Informe Planeta Vivo 2010, WWF señala que nuestro Planeta es finito, por lo que “es imprescindible reconocer el importante papel que desempeña la naturaleza en la salud y bienestar humanos”. En ese sentido, para WWF hay dos retos prioritarios, la energía y la producción de alimentos.

En cuanto a la energía, la ONG apuesta por reducir el consumo de combustibles fósiles y nucleares, mejorar la eficiencia en el uso de la energía y producir dicha energía con fuentes limpias.

Por otra parte, en la alimentación considera que “hay que cambiar la dieta y disminuir drásticamente el consumo de carne y productos lácteos”. Así, señala que aunque el planeta está produciendo suficientes alimentos en la actualidad para alimentar a los 7.000 millones de personas el problema reside en la ineficiente distribución.

Por ello, la organización subraya que “es necesario garantizar un acceso y distribución equitativos de la energía, agua y alimentos entre las naciones y las personas” y recuerda que “los individuos tienen muchos retos personales por delante, incluyendo comprar más artículos producidos de forma sostenible, hacer menos viajes y comer menos carne”.

No obstante, incide en que para lograrlo “hace falta”, un cambio de mentalidad que atañe a los gobiernos, empresas e individuos que tienen más altos niveles de consumo.  En mayo de 2012, WWF hará público el nuevo Informe Planeta Vivo, justo antes de la celebración de Río +20.

ECOticias.com – ep

Comments

comments