Latinos y afroamericanos de barrios de Nueva York, marcharán hoy en apoyo al movimiento Ocupemos Wall Street (OWS), protesta social que se ha extendido desde el pasado 17 de septiembre a decenas de ciudades de Estados Unidos.

 

El recorrido comenzará en la calle 182 a lo largo de Broadway, y se irán sumando grupos en diferentes zonas, como en City College, la calle 125 y Broadway, en Columbia University, en Union Square, hasta llegar al parque Zuccotti, bautizado como el parque de la Libertad.

Una de las demandas de los manifestantes será exigirle al gobernador del estado, Andrew Cuomo, que renueve la ley que establece más impuestos para los ricos, reportó la página digital del periódico La Opinión.

De reactivarse la ordenanza unos 70 mil neoyorquinos cuyos ingresos superan el millón de dólares anuales pagarían más gravámenes.

La medida “generaría más mil millones de dólares, lo que serviría para amortiguar los recortes y mejorar los recursos para los servicios de nuestra comunidad”, dijo el senador estatal Adriano Espaillat, uno de los organizadores de la marcha.

“Nuestras comunidades han sido devastadas por el asalto económico en contra de la clase media y las familias pobres, incluso cuando en Wall Street se registraba una bonanza financiera”, agregó Espaillat en conferencia de prensa, destacó el rotativo.

Por su parte, la directora ejecutiva del Proyecto de Participación Ciudadana, Sussie Lozada, señaló que la jornada es algo más que en solidaridad con los indignados de Wall Street.

“Nosotros nos estamos rebelando como parte del 99 por ciento” que no tolerará más la avaricia del uno por ciento que acapara toda la riqueza, comentó.

Los manifestantes demandarán también más empleos y un incremento en el salario mínimo, resultado de un complejo panorama económico para el país.

En los últimos días al menos una docena de veteranos del Ejército estadounidense se unieron al grupo de protestas OWS en Nueva York, así como mendigos y personas sin hogar, muestra de la expansión que alcanza el movimiento cívico.

En la actualidad unos 20 millones 500 mil estadounidenses, el 6,7 por ciento de la población, vive en la extrema pobreza, según estadísticas de la Oficina del Censo, mientras el índice nacional de desempleo está en 9 por ciento.

PRENSA LATINA

Comments

comments