La minería  es uno de los temas que se saltea de forma permanente en discusión, siendo éste el tema más destacado y que afectará, sin dudarlo a la Provincia de San Juan; máxime tomando en cuenta el agua como elemento sobresaliente en este modelo de extracción.

Nosotros, desde ésta editorial, nos atrevimos a recorrer la información respecto a las contradicciones de las publicaciones de la prensa Nacional, que ubica al gobierno cristinista como progresista, y a lo que respondemos que no es así ya que la Presidente de la República es parte de los actos de los gobernadores conservadores -de tendencia- y a tal puento que ella encubre los hechos como la represión en Formosa contra aborígenes.

“El relato entre la realidad y la ficción de medios e intelectuales no es la misma”: el discurso es progresista pero la acción y obejtivos no lo son. Todo se reduce al capital electoral del oficialismo argentino.

En San Juan, el panorama es más claro en periodismo “oficialismo asficciante”, Pero el sinismo periodístico identifica claramente la señal de los que se basan en recibir la prebenda.

Así en la dimensión de lo económico, no solamente la opinión favorable al giojismo viene de las voces subsidiadas del periodismo, sino que viene de la política, a esos sectores que llamamos neogiojistas, ya que no reparan en el tema minero y lo obvian como mínimo y otros directamente, lo abordan favorablemente al esquema que perjudica los glaciares y por consiguiente, el agua.

Pues, entonces ¿cómo es que quieren otorgar confianza al pueblo, rotornar a los partidos, y pretender mejores resultados?

Comments

comments