Exponentes de los sectores de la oposición con representación parlamentaria aseguraron que no suscribirán acuerdos con el gobierno de espaldas a las demandas ciudadanas en contra de la educación de mercado.

Las declaraciones de los legisladores opositores tienen lugar en medio de un agitado escenario político, previo al inicio mañana de los debates en el Congreso en torno al proyecto de Ley del Presupuesto 2012.

Es en el contexto de la agenda legislativa precisamente que La Moneda ha insistido en la firma con las bancadas de la Concertación (Socialista, Democracia Cristiana, Por la Democracia y Radical Social Demócrata) de “un gran acuerdo en educación”.

“El país quiere un acuerdo en materia educacional y soluciones concretas y el gobierno cumplirá con esa responsabilidad”, declaró el pasado fin de semana el vocero de la presidencia, Andrés Chadwick.

En la acera opuesta destacadas figuras del movimiento estudiantil chileno, como Camila Vallejo y Camilo Ballesteros, han llamado a la oposición a no dejarse entrampar por la fórmula de la “política de consensos”, que conduzca a sellar un acuerdo contrario al clamor popular.

“La oposición tiene el acuerdo de no entrar en negociaciones en materia de educación con el gobierno”, afirmó al respecto el diputado socialista Carlos Montes.

Imagen de muestraIlustró en ese sentido cómo fue rechazada la víspera en una subcomisión mixta legislativa el presupuesto presentado para la educación básica y media, tal como había ocurrido con la propuesta para la enseñanza universitaria hace dos semanas.

Con un punto de vista análogo se pronunció el senador del Partido por la Democracia Ricardo Lagos. “No firmaremos acuerdos de espalda a la ciudadanía ni a sus demandas”, dijo. “Somos muchos los que vamos a apoyar las demandas de los estudiantes”, añadió.

Reflexionó Lagos que el chileno ciudadano se está imponiendo al chileno consumidor y está pidiendo un cambio al modelo de educación y si no se responde a ello seguirá el desprestigio de la clase política en el país.

Las bancadas asimismo del Partido Comunista (PC) y del Movimiento Amplio Social ya reprobaron cualquier intento de pacto que traicione la voluntad del pueblo: sería fatal y por eso esperamos tener una postura común todos los parlamentarios de la oposición en correspondencia con las demandas de la ciudadanía, acotó el diputado y presidente del PC, Guillermo Teillier.

De hecho, el cuarto Pleno del Comité Central del PC, celebrado el pasado fin de semana, determinó seguir apoyando irrestrictamente las plataformas y movilizaciones del Movimiento Social por una educación pública de calidad y gratuita.

Comments

comments