La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, integrada por 84 obispos de todo el país, ungió al arzobispo de Santa Fe como nuevo presidente de la entidad eclesiástica por el trienio 2011-2014. La elección fue por voto electrónico.

Recluidos en el predio de El Cenáculo, en el partido bonaerense de Pilar, 84 prelados de toda la Argentina completaron la conformación de la mesa ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina con el obispo de Neuquén, monseñor Virginio Bressanelli y el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, en las vicepresidencias primera y segunda, respectivamente.

En tanto, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí, fue reelecto como secretario general para un nuevo período.

El voto fue individual y secreto y el recuento se realizó por medio de un sistema electrónico, a través de la lectura de un código de barras que encierra el apellido de los obispos.

Bergoglio quedó fuera de los postulantes al cargo, ya que cumplió dos períodos sucesivos y un tercero no está contemplado por reglamento.

Comments

comments