La directora del FMI Christine Lagarde.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió sobre una “espiral hacia descendente debido a la incertidumbre, inestabilidad financiera y colapso de la demanda global” en la actual coyuntura económica.

“La economía mundial está en una fase peligrosa e incierta”, dijo Lagarde en una intervención en Pekín para pedir una actuación internacional conjunta. De lo contrario, el mundo podría hacer frente a “una década de bajo crecimiento y alto desempleo”.

Sostuvo que “hay nubes oscuras sobre la economía mundial, y Asia tiene que prestar atención”. Aunque destacó que le gustaron los últimos pasos de los gobiernos europeos y de los países del G-20, la francesa señaló que los “riesgos siguen siendo serios”.

Asia es una “luz” en el actual panorama, aseguró, pero no es inmune a lo que ocurre en el resto del mundo. “La Asia emergente también es vulnerable a los acontecimientos en el sector financiero”, advirtió. “En nuestro mundo, cada vez más interconectado, ningún país puede avanzar solo. Estamos unidos en nuestro éxito o fracaso económico”, indicó.

Según la diplomática francesa, China está “en el buen camino en la reducción de las vulnerabilidades internas moderando el crecimiento del crédito y ampliando las provisiones y el capital”.

Lagarde cree también que China está avanzando hacia una reorientación en la demanda interna, una de los pedidos que desde hace tiempo hacen las economías más avanzadas a Pekín.

Comments

comments