Afirmó el kirchnerismo que no reducirá los fondos para subsidios

El diputado Rossi planteó que los recortes podrían darse a futuro vía superpoderes; el proyecto oficial, que se trata hoy en comisión, prevé 70.000 millones para el área

 

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados estaba reunida desde poco después de las 11 para sacar dictamen en relación al proyecto de Presupuesto 2012, que el oficialismo quiere tratar en el recinto el próximo miércoles.

En la antesala de la apertura del debate, el kirchnerismo hizo saber que no prevé reducir la partida destinada al pago de subsidios a partir del anuncio del Gobierno de desarmar progresivamente el esquema de transferencias a empresas.

Lo hizo a través del jefe del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, el santafecino Agustín Rossi.

“En el presupuesto está incluida una partida para subsidios. La única decisión concreta es lo que anunció el Gobierno que tiene un impacto muy bajo sobre los 70.000 millones. Habida cuenta de que esa decisión impacta sólo en el 1 por ciento del monto total de subsidios creemos conveniente dejar la partida tal cual está”, planteó el legislador en declaraciones a radio Belgrano.

Enseguida, no obstante, añadió: “Si después hay una modificación mucho más clara y contundente se producirá en la reasignación de partidas”.

Ratificó así la aspiración del Gobierno de seguir gozando de superpoderes para redistribuir fondos presupuestarios sin control del Congreso.

Otra actitud

Además, Rossi aludió al “cambio de clima” que observa en los bloques de la oposición que el año pasado rechazaron el presupuesto. y obligaron al Gobierno a prorrogar el de 2010, y que este año decidió “facilitar” el debate, aunque sin apoyar el proyecto tal cual lo presentó la Casa Rosada: firmarían en disidencia, pero le darían aire para que pueda ser discutido en la Cámara.

“Vamos a intentar sacar el despacho de comisión hoy. Me parece que vamos a tener acompañamiento. Después veremos si están dasdas las condiciones de llevarlo al recinto”, indicó.

Aludió entonces a la oposición: “Claramente ha cambiado la actitud. Creo que fue un grave error de parte de la oposición haber dejado sin presupuesto a Cristina Fernández.. Creyeron que hacerlo era un signo de fortaleza de su parte y que eso se iba a traducir electoralmente, pero pasó todo lo contrario”, lanzó.

Hacia el final, admitió que los tiempos para tratar el presupuesto dependerán de cómo se traduzca en los hechos el “giro” de la oposición.

“Hay otra predisposición y otro clima, sobre todo a la hora de la aprobación en general. Luego veremos si ese clima más favorable está también en la discusión en particular avanzaremos con el tratamiento antes del 30 de noviembre. Si no, avanzaré después del 10 de diciembre, cuando tendremos una mayoría más clara y contundente”, detalló.

“Distorsión”

Desde la oposición, Gustavo Ferrari (Peronismo Federal-Buenos Aires), cuestionó la vigencia de los superpoderes. “El punto central que nos distancia del oficialismo es el de los superpoderes. Cuando se aprueba un presupuesto que es una ley pero al mismo tiempo concede al jefe de Gabinete la facultad de alterar todas las partidas y cambiarlas, hay una distorsión”, planteó en declaraciones a radio El Mundo.

Cuestionó además las previsiones de inflación, crecimiento y recaudación. El proyecto de presupuesto contempla un crecimiento del (PBI) de 5,1% y se calcula un dólar a $ 4,40 como promedio anual. Prevé además una inflación de 9,1% y un uso de reservas por US$ 5674 millones para pagar deuda.

Se estima también que la recaudación mejorará el año próximo en un 23,2%, el gasto público ascenderá a 505.130 millones de pesos, y el gasto social rondará los 303.000 millones de pesos..

 

 

Comments

comments