qué negocio se esconde? otra pista: es cerkano a Julio De Vido

La propuesta fue presentada por el consultor, que tiene vínculos con el Ministerio de Planificación, que conduce Julio De Vido.

 

 

El ex ministro de Obras Públicas de Carlos Menem y principal arquitecto del modelo privatizador de la década del 90, Roberto Dromi, propuso incrementar la participación del Estado en YPF, con el objetivo de convertirla en una empresa “integral de energía, con un objetivo social”. La sorpresiva declaración generó también alerta en el ámbito empresario, habida cuenta que el ex funcionario tiene vínculos con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y asesora a varias compañías de servicios públicos reguladas por el Estado Nacional.

“Tiene que ser una YPF más cooperativa, más protagonista, no politizada, sino fortalecida, que domine ciertas situaciones ya suma mayor compromiso el Estado, que tenga regulación, promociones especiales, protecciones particulares, pero que también agregue valor, con valor federativo, como los recursos de ENARSA”, subrayó Dromi.

Dromi cerró la 31 Reunión Anual Latinoamericana de Petroquímica en el hotel Hilton, donde expuso su idea de transformar a YPF en una empresa de capitales mixtos, con un plan que debe ser “homologado por ley”, según difundió la agencia de noticias DyN.

“Hay que hacer de YPF una empresa integral de energía, con un objetivo social, para ampliar todo el marco de desarrollo, con compromiso público”, afirmó.

“Como el Estado aportará sus recursos, eso será para el patrimonio de YPF y al hacerla una empresa de energía total se va a revalorizar”, afirmó, en el marco de una disertación denominada “Modelo privado, público y mixto de las empresas petroleras en Latinoamérica. Implicancias en el abastecimiento de materias primas, precios y en la competitividad de la industria”.

A su entender, en la Argentina puede darse una “transformación de la estructura de YPF”, ya que se está frente a “un momento estratégico para sacar ventajas”.

“Nos hace falta fe. La variable que proponemos en función de este escenario es tomar muy en cuenta la naturaleza de las empresas petroleras de Latinoamérica (privadas, estatales y mixtas). De los tres modelos, el que prefiero es el mixto, con las adaptaciones de cada país”, señaló el abogado especialista en derecho administrativo y destacado catedrático.

Durante su exposición, Dromi detalló que en la región existen nueve compañías estatales, dos mixtas (en Colombia y Brasil) y la única privada (con veto estatal) en la Argentina.

“Con monopolio o competitivas hay nueve empresas estatales en latinoamérica. Mixtas, como Ecopetrol (en Colombia), Petrobras(Brasil) y Petroperú, que se pondrá en marcha en 2012, y la argentina YPF, dominantemente privada”, explicó.

El ex funcionario consideró que para este cambio de paradigma el Estado debe tener “un compromiso muy profundo”, y opinó que “es muy difícil afrontar solo una situación de riesgo. Los inversores tienen que tener un margen de rentabilidad a corto o largo plazo, porque si no hay una esperanza de interés es muy difícil la inversión. Quien invierte en estos mercados tiene que saber que va a crecer, que se va a desarrollar”, afirmó Dromi.

Al respecto, completó: “Las inversiones deben partir del Estado como soporte. El Estado tiene que ser el soporte del negocio para poder arrancar, y no nos engañemos, Brasil lo ha hecho. Para ello tiene que haber un compromiso muy profundo”, concluyó.

Dromi compartió la disertación con el especialista brasileño Adriano Pires y con el mexicano integrante de la Secretaría de Energía de ese país Jaime Hernando López Restrero, los tres coordinados por José Luis Uriegas, vicepresidente de APLA en México

 

Comments

comments