El gobierno porteño acelerará la expropiación del terreno del derrumbe

La ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, aseguró que ya se presentó un proyecto de ley para indemnizar a los damnificados que se tratará la semana que viene. Esta mañana fue encontrado el cuerpo sin vida de uno de los vecinos que estaba desaparecido

La ministra de Desarrollo Social de la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó este mediodía en conferencia de prensa que ya fue enviado el proyecto de expropiación del edificio derrumbado la semana pasada en Bartolomé Mitre 1232, por el que una persona falleció, y pagar el valor de las propiedades a los vecinos que han perdido todo.

De esa forma, el Gobierno porteño adquirirá los derechos para iniciar acciones judiciales contra los responsables privados del incidente.

El dinero provendrá de los fondos disponibles del Banco Ciudad, que previamente hará una tasación de las unidades en cuestión. “Esperamos que no haya mayores diferencias con los valores de mercado y esperamos que se apruebe lo más pronto posible la valuación”, dijo la ministra.

Vidal sostuvo que “hemos enviado un proyecto de expropiación a la Legislatura. Sabemos que hay otros proyectos presentados por otras fuerzas políticas. Hay un compromiso de tratar estos proyectos el jueves en la sesión de la semana que viene sin necesidad de que pasen por comisión para que no se extienda mucho en el tiempo la respuesta a las personas que han sido damnificadas”.

“De todas maneras, las personas afectadas ya han recibido un subsidio habitacional de 8.200 que los ayude a paliar la emergencia mientras sale la ley de la Legislatura”, aseguró la funcionaria macrista.

El cuerpo de Isidoro Madueña, el hombre de 74 años que estaba desaparecido desde el viernes tras derrumbarse el edificio fue hallado esta mañana entre los escombros del inmueble.

 

 

Aumentan los amparos contra el Gobierno porteño por las torres

La Justicia frenó varias obras en Capital por los reclamos vecinales. Las demoras para responder. Los casos en Palermo.

foto perfil.com

La fiebre del ladrillo se siento en la Capital con decenas de nuevas construcciones. Algunas no están bien habilitadas por el GCBA de acuerdo a los reclamos vecinales. | Foto: Cedoc

Ampliar Ampliar Fotogaleria Fotogalería

El derrumbe del edificio en Bartolomé Mitre al 1200 a causa de una obra irregular abrió un nuevo capítulo sobre las cuestionadas habilitaciones que el gobierno porteño realiza para grandes construcciones de torres en la Ciudad. En Caballito, Palermo y Barrio Norte es donde se concentran los amparos y demandas contra el Ejecutivo de Mauricio Macri por estos motivos.

Un alto en Palermo. La Asociación Amigos del Alto Palermo (AAAP), rodeados de torres, dijeron “basta” con el anuncio de una construcción de un edificio de 26 pisos con 235 cocheras sobre la calle Beruti 3351-53, a metros del shopping y de las salas Cinemark, con gran afluencia de coches y transeúntes a diario.

“Querían edificar unos 2.500 m2 más de lo permitido, con un fuerte impacto ambiental no estudiado, impedimentos a la vista de vecinos, proyección de sombras en la cuadra”, enumeró a Perfil.com el abogado de la AAAP, Orlando Pulvirenti.

La asociación presentó un amparo en la Justicia porteña contra el GCBA el 9 de junio y apenas dos semanas después la magistrada Andrea Danas paralizó las obras. Los inversores, Alto Palermo S.A., y la desarrolladora TGLT apelaron la medida y la causa está en la Cámara de Apelaciones. A todo esto, la construcción sigue frenada.

Por su lado, la multinacional TGLT informó en su web que el “Proyecto Palermo”, en un terreno de 3.207 m2, fue adquirido para construir una torre de 26 pisos y cuatro subsuelos. En total, 200 departamentos desde los 45m2, con cocheras y amenities. El metro cuadrado hoy se cotiza a unos 2.500 dólares en esa zona.

Un vecino de Berutti 3372 guardó el expediente de una obra que naufragó en el mismo terreno hace 11 años. La Constructora Riva planeaba un proyecto de torre similar, pero aquella vez el gobierno porteño fue el que se opuso. Con una resolución la gestión de Aníbal Ibarra anuló los planos y se bajaron las grúas. La historia ahora se repite.

Para el letrado Pulvirenti, “hay un descontrol importante en la construcción en la Capital. Por un lado están lo que se quieren mudar de barrio y por otro los de ese barrio que se resisten a que les cambien el paisaje urbanísitico”.

Torre contra torre.  En la esquina de Godoy Cruz y Avenida Cerviño, también en Palermo, había una estación de Shell, justo frente de edificio Le Parc. La petrolera cerró, vendió ese terreno a una constructora en 2009 y a finales de 2010 comenzaron las obras para levantar una nueva torre. Al lado, sobre Cerviño, hay un edificio de 29 pisos construido en 1999 y sus habitantes dudaron de la nueva obra.

Varios arquitectos y abogados sospecharon que la obra estaría excedida en metros de construcción cubiertos, en altura y además en que no respetaría la separación mínima entre un edificio y otro. Por eso en octubre de 2010 pidieron al gobierno porteño que les mostrará los planos de la obra autorizada por la Dirección General de Fiscalización de Obras. El gobierno de la Ciudad se negó.

Agotadas las instancias administrativas, los vecinos de la torre de Cerviño al 4500 acudieron a la Justicia. En primera instancia, un magistrado exhortó a la Ciudad a que enseñara los planos. La Ciudad dijo de nuevo “no” y hasta apeló la sentencia. La Cámara de Apelaciones respaldó el pedido de los vecinos e impuso una multa de $150 diarios a la Comuna por la demora en la apertura del expediente que habilitó la obra.

“Parece que recién ahora abrirían los planos, pero la obra ya va por el séptimo piso. Esto no puede ser”, se quejó un vecino a Perfil.com.

Para colmo, de la grúa de la construcción se desprendieron dos rollos de cables de 300 kilos en la zona de la pileta del edificio damnificado. Por suerte no había nadie. “Si hubiese gente en ese momento esos cables mataban a alguien”, especuló otro vecino. Por ese incidente realizaron una denuncia policial. Mientras, la obra de la esquina continúa a todo vapor.

Otra obra frenada. Los habitantes del histórico Palacio de los Patos de la calle Ugarteche al 3000, en Barrio Norte, se levantaron en 2010 contra la construcción de dos torres sobre la calle Cabello, intersección República Arabe Siria, entre el Zoológico y Plaza Las Heras.

La Justicia porteña paró la máquinas, realizó un estudio de impacto ambiental y de factor de construcción permitido. Al final, la torre quedó petisa: sólo se autorizaron seis pisos, cuya obra está aún en proceso.

FUENTE: INFOBAE / PERFIL

Comments

comments