Una consulta sobre la evolución del mercado del dólar en La Pampa reveló que los pampeanos compran a razón de más de 600.000 dólares por día. En septiembre, unos días antes de que comenzaran los controles de la AFIP y cuando los medios de comunicación hablaban de una minicrisis financiera , las compras llegaron a un pico de 1,5 millones diarios.
Los números fueron suministrados a LA ARENA por uno de los directores del Banco de La Pampa, entidad que con su predominio en el mercado financiero local representa un adecuado parámetro para observar los movimientos anteriores y previos a los controles para la compra de divisa extranjera.
“Hasta el mes de mayo, podemos decir que el volumen de compra de dólares por parte de nuestros clientes -el BLP no le vende a personas que no tengan una cuenta bancaria en alguna de sus sedes- era de 500.000 dólares diarios”, detalló Walter Faccipieri, miembro del Directorio del banco pampeano. “Si hacemos un promedio de 20 días hábiles por mes, tenemos un promedio de 10 millones de dólares mensuales”, calculó.
A partir de mayo, la curva empezó a mostrar una tendencia ascendente, llevando los valores entre ese mes y agosto a un promedio de 1 millón de dólares por día. Para septiembre, cuando los medios de comunicación fogoneaban con el tema del dólar, hablaban de las presuntas ‘disparadas’ de la moneda norteamericana y alguno que otro llegó a mentar el fantasma del “corralito”, el volumen de compra llegó a 1,5 millones de dólares diarios, siempre en el Banco de La Pampa.
“Ahí vemos que desde ese promedio que podríamos llamar normal de 500.000 dólares diarios, para el momento pico de esta ‘minicrisis’ de la que tanto hablaron los grandes medios, las compras se triplicaron”, repasó el director.
Cuando el gobierno nacional decidió intervenir en el mercado con un mecanismo de control que obliga a contar con la aprobación de la Administración Federal de Ingresos Públicos, la curva tuvo un quiebre abrupto hacia abajo. El lunes 31 de octubre las adquisiciones en el BLP fueron muy pocas, pero al día siguiente ya estaban en 450.000 dólares diarios. “A partir de entonces, se estabilizó en unos 600.000 dólares diarios, o sea que estamos volviendo a aquel promedio histórico”, comparó Faccipieri.

Depósitos.
Otra variable que ha merecido algo de atención son los depósitos en dólares. En este rubro, el BLP tuvo una salida de fondos de un 5 por ciento. “Es un porcentaje muy pequeño, prácticamente no cuenta porque está dentro de las oscilaciones normales”, aclaró Faccipieri.
No obstante, el hecho de que los retiros hayan ocurrido a partir del momento en que la AFIP entró en escena tiene dos lecturas posibles, “una mala y otra buena, por así decirle”, reflexionó el director.
La explicación “mala” es que algunos clientes corrieron al banco a retirar sus dólares ante el temor de un nuevo “corralito” que les quitara la posibilidad de contar con esos fondos. La lectura “buena”, o en positivo, es que aquellos clientes que en los primeros días fueron “bochados” por la AFIP para adquirir dólares, optaron por tomar aquellos que tenían depositados en el Banco. “Mucha gente necesita a diario hacer negocios en dólares, entonces para evitar complicarse con la AFIP decidieron sacar los que tenían ahorrados y así pudieron cerrar sus operaciones”.
“Un 5% por ciento no es nada, y menos si pensamos en todo el temor que generaron los medios de comunicación, que asustaron tanto a la gente que provocaron una mini corrida cambiaria”, sentenció el director.

 

Fuente: diario la Arena

Comments

comments