El país sudamericano lanzó la temporada estival 2012, en la que prevé u$s2.500 millones de ingresos por la llegada de unos tres millones de extranjeros. Se estima que un 60% de los visitantes serán argentinos

 

En una ceremonia realizada en el flamante Centro Cívico y Comercial Costa Urbana, en Canelones, a 46 kilómetros de Montevideo, Uruguay lanzó oficialmente la temporada turística 2012.

 

El acto de apertura, en el que estuvo presente Infobae América, fue encabezado por el ministro de Turismo y Deportes, Héctor Lescano, quien calificó de “decisión soberana” de la Argentina la iniciativa para controlar el mercado de cambios e impedir la compra de divisas extranjeras a las personas que no tengan su situación fiscal regularizada ante el organismo tributario.

 

Lescano descartó que “las acciones sobre el mercado de cambio argentino afecten el flujo de turistas” desde la Argentina en la temporada estival. “Esta medida no afectará el número de visitantes ni la decisión familiar de venir a nuestro país. Las cifras, estimadas según la cantidad de reservas hoteleras y alquileres, ascenderán a tres millones de turistas“, consignó el funcionario.

 

La cartera de Turismo es clave en el gobierno de José Mujica. Con un ingreso anual estimado de u$s2.500 millones, los servicios ligados al sector representan la principal actividad para sostener el crecimiento del PBI del país, estimado en 6% para 2011.

 

Como sector estratégico de la actividad económica uruguaya, el país sudamericano trabaja para alcanzar los seis millones de turistas hacia 2020, es decir, un número de visitantes que duplicará a la población. De hecho, el de Uruguay es estudiado como “caso testigo” por la Organización Mundial del Turismo, debido al desarrollo exponencial del sector, cuando en el mundo la actividad es golpeada por la desaceleración económica.

 

“El crecimiento anual de la actividad es del 30%”, indicó el ministro, quien enfatizó que “es necesario avanzar en la calidad del producto y promover la seguridad que existe en el país para el turismo, además de redactar entre todos la ley de turismo, que debe convertirse en el gran consenso nacional en la materia”.

 

Un punto a destacar fue que en la ceremonia estuvieron presentes las más altas autoridades policiales, debido a la importancia que el gobierno de Mujica da a la seguridad como condición indispensable para afianzar el turismo extranjero.

 

El director de Turismo Alberto Ferrari explicó a Infobae América que el sector es protagonista de la “recuperación del empleo en el país”, en el 6% de la población activa, y un “factor multiplicador para la economía”, tanto en la riqueza que significa el ingreso de divisas como el rol social que cumple a través de la generación de puestos de trabajo.

 

A su turno, la subsecretaria Liliam Kechichian recordó que rigen las medidas de aliento a la actividad, como el descuento del 9% al pago con tarjetas de crédito y la opción de tax free.

 

Este beneficio impositivo implica la devolución del IVA a los turistas no residentes. Precisamente, se reintegra el 85,97% de este gravamen, que representa el 22% del precio del producto.

 

Kechichian expresó: “El turismo es muy sensible a cualquier preocupación y estamos monitoreando las cifras estadísticas, pero hasta ahora las autoridades no tienen ninguna preocupación por la aplicación de estas medidas” de control de cambio en Argentina.

Comments

comments