Trabajo pidió a la Justicia que le suspenda la personería a APTA. La Presidenta acusó a los sindicalistas de no defender la fuente laboral. Cirielli dijo que el Gobierno engaña a los usuarios y a la sociedad.

El conflicto entre el Gobierno y los controladores de vuelos escala. El Gobierno pegó tres veces: ordenó el traspaso de los controladores a la Fuerza Aérea, pidió a la Justicia que suspenda la personería gremial de APTA y la presidenta Cristina Kirchner aprovechó un acto en el sur para advertir: “No vamos a permitir que nada ni nadie nos desvíe. Los convoco a no boicotear la Argentina“.

El titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli, también salió con los tapones de punta. Publicó un comunicado titulado “El Gobierno nacional engaña a usuarios y sociedad en general”, en el que afirma que el gremio no paró y que la “causa real” de la suspensión de vuelos es la “falta de aviones disponibles”.

Este mediodía, el Ministerio de Trabajo de la Nación pidió a la Justicia la suspensión de la personería gremial de APTA por “incumplimiento a la Ley de Conciliación Obligatoria”.

La presentación se realizó ante la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, y en la oportunidad también se solicitó “la designación de un funcionario judicial para que adopte las medidas necesarias a fin de que la entidad sindical se ajuste a derecho y se normalicen las tareas”, informó la cartera de Trabajo que conduce Carlos Tomada.

El Gobierno acusa al sindicato que conduce Ricardo Cirielli de haber llevado a cabo un “paro extorsivo” en el sector de controladores aéreos que le ocasionó pérdidas por 20 millones de dólares a Aerolíneas Argentinas entre jueves y ayer, según denunció el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi. El sindicalista negó las imputaciones y adjudicó las críticas gubernamentales a su reclamo al directorio de AA para que cumplan con inversiones comprometidas.

En medio del conflicto con los controladores de vuelos, Cristina Kirchner señaló durante la reinauguración de la planta Newsan (ex Aurora): “No vamos a permitir que nada ni nadie nos desvíe” del camino. Y después redobló la apuesta: “Los sindicatos deben saber que no hay mejor manera de defender los derechos de los trabajadores, que defender su fuente de trabajo”. “Convoco a no boicotear la Argentina”, lanzó.

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, advirtió que “un país no puede estar supeditado al humor de un dirigente sindical“, al justificar el traspaso del control aéreo a la Fuerza Aérea.

Cirielli se opuso al traspaso. “Si van a pasar a los controladores a la Fuerza Aérea muestran incapacidad. Sería un retroceso darle a los militares el control de la aviación civil. Sí es así tendrían que pasarle Aerolíneas a Marsans”, dijo esta mañana, antes de que trascendiera la firma del decreto de la presidenta Cristina Kirchner.

Comments

comments