El pleno del Parlamento Europeo ha exigido este martes medidas urgentes para frenar la alta mortalidad en las colonias de abejas dentro de la Unión Europa y ha advertido de que la situación es “alarmante” y podría tener un impacto negativo en la producción de alimentos y en la estabilidad del medio ambiente.

Los eurodiputados piden que se inviertan más recursos en la investigación de nuevos tratamientos contra la varroasis y recomiendan esfuerzos coordinados dentro de la UE para evitar que las abejas pasen a ser una especie amenazada. También piden que se estudie el impacto de los cultivos de organismos genéticamente modificados (OGM) en la salud de las abejas.

Por ello, consideran necesario que se fije un régimen especial de ayudas por colonias de abeja a los apicultores y que se lance un proyecto europeo para recuperar las poblaciones de abejas melíferas. El texto adoptado por la Eurocámara apuesta en concreto por reforzar los apoyos que la Política Agraria Común (PAC) destinará al sector más allá de 2013.

Otra medida defendida por los eurodiputados es la de incentivar el empleo de los jóvenes en este sector. “Sólo una acción común europea puede proteger la polinización, un bien público que beneficia a toda la agricultura europea”, ha advertido el eurodiputado responsable del documento aprobado por el pleno reunido en Estrasburgo (Francia).

Así, la Eurocámara alerta de la necesidad de proteger las abejas melíferas, una especie originaria de Europa, y plantea en concreto el lanzamiento de un proyecto paneuropeo para recuperar las poblaciones silvestres. También piden a la Comisión Europea que refuerce los controles sobre la importación para evitar la entrada de enfermedades exóticas y propone vigilar la evolución de la salud animal también en países terceros.

Por otro lado, los eurodiputados consideran que debería ser obligatorio un etiquetado que aclare cuál es el país de origen de los productos apícolas, ya sean producidos en la UE o importados, y recomienda definir los parámetros de calidad de la miel.

La apicultura proporciona ingresos a más de 600.000 ciudadanos de la UE, según datos el Parlamento Europeo, y se estima que un 84 por ciento de las especies vegetales y un 76 por ciento de la producción alimentaria en Europa dependen de la polinización de las abejas. El volumen económico del sector apícola en la UE asciende a unos 15.000 millones de euros anuales.

En España hay casi dos millones y medio de colmenas. Una gran mayoría (el 80%) pertenecen a apicultores profesionales.

ECOticias.com – ep

Comments

comments