FONDOS PARA NUEVAS CASAS

Hay un 25% de familias que no pagan la cuota del IPV

Es el número que dio el interventor del organismo, quien dijo que han mejorado el nivel de cobranza.

Del total de adjudicatarios que cuentan con una casa del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), el 25 por ciento no paga la cuota, lo que representa un faltante de más de un millón de pesos a las arcas del organismo.

Vicente Marrelli, el interventor del IPV, brindó esas cifras en el programa ‘Insolentes‘, que transmite Radio Sarmiento, y destacó que el nivel de morosidad se da en las clases medias asalariadas y en los sectores más humildes, comprendidos en el Plan de Erradicación de Villas.

El funcionario resaltó la falta de solidaridad de la gente que consiguió un hogar y no pagó más la cuota, a lo que agregó: ‘Estoy seguro que no les importa‘. Por esa razón, indicó que siguen de cerca a esos deudores para intimarlos y aseguró que se les dan oportunidades y planes de pago para que se pongan al día.

El IPV es un organismo clave, ya que es el encargado de la construcción de viviendas, una tarea que apunta a una necesidad básica de los distintos sectores sociales. La administración giojista le ha dado una importancia trascendental al organismo, al punto de edificar 20 mil soluciones habitaciones desde el 2003 a la actualidad, según remarcó Marrelli.

El Gobierno, además lo ha dotado de recursos que se ven plasmados en el presupuesto 2012, con una partida de 648.610.000 pesos. Y con vista al año que viene, el Instituto tiene en ejecución unas 4 mil casas (con el apoyo económico de los distintos programas nacionales) y otras 4 mil proyectadas ‘para empezar lo más pronto que podamos‘, remarcó el interventor.

Ante el nivel de morosidad que alcanza un 25 por ciento, Marrelli aseguró que ‘tenemos que disminuirlo‘ y que ‘el IPV ha mejorado los niveles de recupero‘ hasta llegar al 75 por ciento, que en términos monetarios significan unos 2.600.000 pesos.

Entre ese margen de deudores, el funcionario manifestó que luego de todo el proceso administrativo y legal, con las intimaciones y las resoluciones revocatorias, le han quitado el hogar a dos adjudicatarios. Como esas casas no pueden ser incorporadas a un sorteo, terminaron asignadas a grupos familiares con problemas de salud, detalló el interventor.

En 8 años, la administración giojista se centró en solucionar el problema habitacional de los sectores más carenciados. Con ese objetivo, el Gobierno erradicó alrededor de 70 villas de emergencia, con un total de 4.500 familias. En una segunda etapa, Marrelli expresó que ‘hay una intención profunda de realizar viviendas para la clase media‘ y aclaró que de las ‘20 mil casas que se han entregado, entre 5 y 6 mil han estado destinadas a ese grupo social‘.

Como medida para los sectores medios, que reclaman más participación, resaltó la ampliación del cupo de los préstamos individuales a 150 mil pesos, ‘los cuales son muy requeridos ya que se están vendiendo alrededor de 20 instructivos por día‘. La demanda actual por una vivienda ha crecido y en el IPV están inscriptas unas 55 mil personas.

‘El crecimiento de San Juan ha provocado que surjan nuevos interesados‘, explicó Marrelli. Ante esa cantidad, el interventor sostuvo que en 2012 pueden alcanzar el piso de construcción de unas 8 mil viviendas.

El funcionario también hizo hincapié en aquellas maniobras que están prohibidas en la operatoria del IPV. Así, destacó que un adjudicatario no puede vender ni alquilar la casa hasta que la cancele. Asimismo, un particular no puede comprar una transferencia de una vivienda del Instituto y luego tratar de regularizar la situación en el IPV.

Fuente: Diario de Cuyo

Comments

comments