Los manifestantes del movimiento Ocupa Londres se han instalado en una oficina vacía propiedad del banco suizo UBS, conocido por el reciente escándalo de operaciones ilegales realizadas por uno de sus empleados.

Estas oficinas se han convertido el tercer lugar del que se apropian en la capital británica desde el inicio de las protestas.

Una docena de manifestantes se introdujeron esta pasada noche en el parque empresarial y subieron a la planta de la oficina de UBS con escaleras, en señal de protesta por los recientes escándalos que han afectado a la entidad.

“UBS fue rescatada en 2008 con 60.000 millones de dólares y este año ha perdido miles de millones”, aseguró la portavoz del grupo, Tanya Paton, sobre el reciente escándalo de operaciones ilegales realizadas por un operador del banco descubierto el pasado mes de septiembre.

“Todo ello demuestra lo adinerados e incopetentes que son los bancos, capaces de perder semejante cantidad de dinero sin darse cuenta”, declaró la portavoz, que acusó a los bancos de servir históricamente “como paraísos fiscales por todos, desde los nazis hasta Gadafi”.

Los manifestantes aprovecharon para anunciar que las oficinas serán “reabiertas” el próximo sábado para convertirse en un “banco de ideas”. Sin embargo, y a diferencia de otros campamentos, no se convertirá en una residencia permanente para los manifestantes.

Comments

comments