Belén Brizuela recibió una bala en la cara y su muerte provocó la ira de Aimogasta. Los efectivos dicen que hubo forcejeos; testigos lo niegan. El drama del padre.

foto perfil.com

La localidad de Aimogasta en La Rioja vive horas de extrema tensión y dolor. | Foto: Telam

La localidad de Aimogasta en La Rioja vive horas de extrema tensión y dolor. La muerte de Belén Brizuela, de 18 años, por una bala de goma en la cara provocó la ira del pueblo y ya comenzó la investigación de la Justicia para saber cómo sucedió el hecho.

La fiscal de la causa Graciela Adriana Bóveda confirmó que los policías acusados están alojados en la comisaría de Anillaco pero fueron trasladados a la capital de La Rioja por razones de seguridad.

Los jóvenes que fueron testigos de los sucedido declararon ante la Justicia. Allí señalaron que luego de una pelea varios de ellos se dirigieron hacia la esquina de Hostería Brighitte. Ahí llegó el móvil policial y les dijeron que se retiren a la casa. Luego los policías se bajaron del móvil.

Uno con una arma de fuego y le pega un culatazo en el pecho a uno de los jóvenes para posteriormente pegarle a otro en la cabeza. Luego se tiraron tiros al aire y al piso. Según los testigos uno de los policías disparó contra Belén y el disparo de bala de goma le pegó en la cabeza de la chica, matándola al instante, según informó FM Cosmos.

Los chicos que declararon fueron contra la versión policial que decía que hubo forcejeos con el autor del disparo. La jueza María Dolores Lazarte, a cargo de la Cuarta circunscripción con asiento en Aimogasta, confirmó que la chica murió pasadas las 4:20 por el impacto en el cráneo.

El drama de los Brizuela.
Carlos Brizuela, padre de Belén sufrió la segunda tragedia en el seno familiar. El folklorista de Los Cantores del Alba ya había sufrido la muerte de otra hija, Silvina, en un accidente de auto, según informó Página 12. En diálogo con Radio Mitre apuntó contra la “falta de profesionalismo” de los agentes y responsabilizó a la cúpula de la fuerza provincial de esta situación. Además, dijo estar convencido de que “no es una bala de goma”, sino de un arma de fuego, la que impactó en la cabeza de Belén, de 18 años, y le causó la muerte.

El hombre consideró que si los efectivos “fueran más profesionales, los calmarían a los chicos” en episodios de violencia como los registrados a la salida de un baile en un club ayer a la madrugada, cuando se enfrentaron a golpes y la policía, en su afán por disuadir, disparó con balas de goma. Los restos de María Belén serán sepultados a las 18 en el cementerio Cristo Redentor de nuestra ciudad. Ayer hubo marchas multitudinarias en la localidad. Todos pidieron Justicia.

 

FUENTE: PERFIL

Comments

comments