La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia falló a favor de un recurso de amparo presentado por el ex ministro de la Presidencia de Honduras, Enrique Flores Lanza, y suspende el pago de una fianza de 27 millones de lempiras (un millón 427 mil 652 dólares) que le impuso un juez.

El anuncio fue divulgado a través de las redes sociales y un medio de comunicación local que informó que la Sala sólo canceló el pago de la fianza que le fue impuesta por el juez Claudio Aguilar el pasado junio.

El arresto domiciliario, que también le fue aplicada a Flores Lanza por el juez Aguilar, sigue vigente, puesto que corresponde al funcionario que lleva el juicio del ex ministro tomar la medida.

La defensa del ex ministro Flores había acudido al tribunal para impugnar las medidas dictadas por el juez Aguilar contra su cliente al iniciar el juicio y que fueron solicitadas por la Fiscalía.

El ex ministro del derrocado presidente, Manuel Zelaya, está acusado por supuestamente transferir 30 millones de lempiras (un millón 586 mil 280 dólares) del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), así como otros 27 millones de la Casa Presidencial para financiar las actividades y la propaganda de la llamada Cuarta Urna.

La cuarta urna fue un proyecto político (no vinculante) del ex presidente Zelaya en la que se le consultaba al pueblo si quería que se instalara una cuarta urna en las elecciones de noviembre de 2009 para la futura instalación de una Asamblea Constituyente. Esta encuesta se usó como excusa para que el Ejército derrocara a Zelaya, el 28 de junio de 2009, con el aval del Congreso y la Corte Suprema.

El tribunal contra la Corrupción también acusó a Flores Lanza por malversación de patrimonios públicos, presuntamente el ex ministro de la Presidencia trasladó 50 millones de lempiras (dos millones 643 mil 800dólares) del Banco Central de Honduras en efectivo, también para la Cuarta Urna.

Después del golpe de Estado, Flores Lanza llegó a Honduras con Manuel Zelaya el 28 de mayo de este año y se presentó al juzgado con la finalidad de acogerse a la amnistía política y al Acuerdo para la Reconciliación Nacional y la Consolidación del sistema democrático de la República de Honduras firmado en Colombia.

La detención de Flores fue considerada por Manuel Zelaya como una violación al pacto de reconciliación que se firmó el pasado 22 de mayo con el presidente Porfirio Lobo, gracias a la mediación de los gobiernos de Colombia y Venezuela.

Lobo se ha excusado por la situación de Flores diciendo que él no tiene control sobre el Poder Judicial, que sigue controlado por partidarios del golpe.

teleSUR-El Heraldo-La Tribuna-Proceso/yi – FC

Comments

comments