Este año ya llovieron 111 milímetros, casi el doble de las precipitaciones que hubo en todo el 2010. “Febrero fue el mes más llovedor del año y noviembre se ubica en segundo lugar con 22,9 milímetros hasta el momento”, dijo un meteorólogo consultado por un diario local.

El 2010 se caracterizó por ser un año muy seco, sólo llovió 56 milímetros. Este 2011 le permite a la provincia tener un respiro para paliar las consecuencias de la sequía que afectó seriamente a los cultivos sanjuaninos.

A esta altura del año en el 2010 habían caído 40,2 milímetros y ahora 111. Además hay probabilidad de tormentas para este fin de semana, con lo que se seguramente se duplicarán las estadísticas del año pasado.

Se trataría de condiciones de variablilidad climática, concluye.

Comments

comments