• El Fiscal de la CPI llegó a Libia, para reunirse con los líderes del gobierno de transición. (Foto: Efe)

El hijo del ex líder libio, Muamar Al Gadafi, Saif Al Islam puede ser juzgado en su territorio si hay un proceso judicial que no lo blinde de la justicia internacional y si las autoridades locales dan muestra que pueden llevar adelante el proceso, así lo indicó este miércoles el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo.

El Fiscal llegó a Trípoli, capital libia, para reunirse con los líderes del gobierno de transición a fin de conocer sus planes respecto a Saif Al Islam, acusado por el tribunal de supuestos crímenes de lesa humanidad.
En una rueda de prensa, Moreno resaltó que es “muy importante” que Al Islam sea juzgado en el país norafricano, siempre y cuando el proceso judicial que se realice no le sirva como “escudo para la justicia internacional”, porque de lo contrario la CPI tomará el relevo.
Señaló que “los jueces del CPI están encargados del proceso. En cuanto los jueces acepten la petición de las autoridades locales, el juicio está en manos libias (…) Eso es lo que quiere Libia y lo respeto”.
“Es muy importante que los casos se procesen en Libia, es su derecho y no tengo nada que decir. No estoy compitiendo para lograr el caso”, añadió Moreno Ocampo, quien destacó que su misión era comprobar la correción del proceso.
El representante de la CPI aseguró que con la formación de un nuevo gobierno en la nación del norte de Africa hay más garantías para un juicio justo contra el hijo del coronel y el ex jefe de inteligencia Abdulah Al Senoussi, ambos detenidos en Zintan (noreste).
Sin embargo, dijo que no le corresponde “decirles (a los libios) cómo deben celebrar un juicio justo”, ya que “hay muchas tradiciones diferentes y es difícil determinar qué es un juicio justo”.
Por otra parte, grupos de derechos humanos cuestionaron la credibilidad del Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia y denunciaron varias ejecuciones extrajudiciales, incluida la de Muamar Al Gadafi, asesinado el 20 de octubre pasado, luego de ser capturado vivo en su natal Sirte, al este de ese país.
La CPI, respaldada por las Naciones Unidas (ONU) y criticada con frecuencia por acciones selectivas que responden a presiones de potencias occidentales, había emitido el 27 de junio una orden de captura contra Al Gadafi, su hijo Saif Al Islam y Al Senoussi.

 

teleSUR – Efe – Prensa Latina – Radio Fórmula / sa – FC

Comments

comments