Hace 15 días empresarios de la construcción se llevaron una sorpresa cuando salieron a comprar. Es que los materiales sufrieron una suba de entre el 6% y el 8%, acumulando en el año un incremento del 20%.

“La verdad que ya no nos sorprende nada. Lo mismo es muy difícil trabajar bajo estas condiciones”, manifestó Jorge Valdivieso, miembro de la Cámara de la Construcción. Los ladrillos, los ladrillones, la grifería, la arena y el ripio son los materiales que más han aumentado su costo, lo que conjuga con las subas en el precio del combustible.

“Estas subas repercuten negativamente. Pero en las obras públicas el impacto es peor ya que la redeterminación de precios no refleja el real índice de aumento. A veces las obras públicas nos traen pérdidas a los empresarios”, concluyó Valdivieso.

Comments

comments