Crece la presión de los republicanos por “falta de logros” de Barack Obama en la región

Por Silvia Pisani  | LA NACION

WASHINGTON.- Crece en esta ciudad la impresión de que el Congreso norteamericano podría decidir la aplicación, con carácter de ley, de una medida por la cual se obligue a la administración demócrata a votar en contra de todo préstamo hacia la Argentina sobre el que tenga capacidad de opinión.

La posibilidad fue admitida a La Nacion al mismo tiempo en que trascendían nuevas exigencias de legisladores republicanos al gobierno de Barack Obama por lo que consideran “equivocaciones y falta de logros” en la política exterior hacia la región.

A tal punto llegaría la sensación de malestar que uno de los senadores que promueven el castigo a nuestro país, el republicano Marco Rubio, podría bloquear hoy la esperada confirmación en el cargo de Roberta Jacobson.

Jacobson fue elegida por Obama para ocupar el cargo de secretaria adjunta para la región, en reemplazo de Arturo Valenzuela. Algunos senadores, entre ellos Richard Lugar, le han consultado específicamente sobre el rumbo que se adoptará con la Argentina, mientras que otros manifestaron desencanto por sus definiciones sobre Cuba.

FALTA DE RESPUESTA

En ese contexto, La Nacion recogió ayer un creciente malestar con lo que se califica como una “falta de respuesta” del gobierno argentino hacia los reclamos para que el país cumpla con sus compromisos financieros internacionales, entre ellos los que afectan a inversores norteamericanos por la deuda que aún continúa en situación de cesación de pagos.

El escenario preelectoral había actuado, en ese sentido, con un efecto que suavizó las presiones. Sin embargo, pasado ya más de un mes desde que el tema de la continuidad del gobierno de Cristina Kirchner quedó resuelto, los legisladores no entienden por qué no existe una modificación en las actitudes. Y así lo manifiestan.

“Pudimos tener paciencia porque nos dijeron que la Presidenta estaba en etapa electoral, y lo entendimos. Pero ahora ya ganó las elecciones [en las que logró la reelección] y no se entiende por qué sigue adoptando una actitud y un discurso hostiles hacia los Estados Unidos”, dijo a La Nacion Carl Meacham, asesor jefe para la región de América latina de Richard Lugar, el senador republicano de mayor rango dentro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara.

ESCALADA

“Si no hay alguna reacción constructiva en el oficialismo argentino, es posible que antes de fin de año exista una propuesta concreta para impedir por ley los préstamos hacia la Argentina”, confirmó el funcionario.

De confirmarse, sería la primera vez que eso ocurre desde que, en septiembre último, el gobierno de Barack Obama dispuso que sus funcionarios voten en contra de los préstamos que la Argentina negocia ante algunos organismos de crédito.

El giro significaría que esa política dejaría de ser una herramienta de presión a la que la administración puede apelar con criterios propios para convertirse en un curso obligado de acción que, adicionalmente, podría “afectar” las decisiones de inversión en la Argentina.

“Ya es hora de que la Presidenta genere condiciones atractivas a los inversores no sólo de los Estados Unidos sino del mundo entero, y eso implica tener un gobierno que resuelva el reclamo de los bonistas, el pago de las deudas y el cumplimiento de los acuerdos internacionales a los que se comprometió con su firma”, concluyó Meacham.

CONFLICTO EN LA RELACION BILATERAL

 

  • Voto en contra Desde septiembre pasado, el gobierno de Barack Obama dispuso que se desaprueben los pedidos de préstamos de la Argentina ante organismos multilaterales.
  • Por ley Ahora existen presiones de los republicanos, como Richard Lugar, para que se apruebe una ley que rechace los pedidos de crédito de nuestro país. Argumentan que la relación tuvo pocos logros

Comments

comments