Una joven acude a votar junto a su hijo. | Reuters
  • La Junta Electoral ha decidido reforzar la seguridad en los centros de votación

Las primeras elecciones sin Mubarak en el poder han demostrado que el pueblo egipcio tenía ganas de votar. Con las urnas llenas y tras los problemas del primer día, Egipto afronta hoy el segundo día de votación con la promesa de que los colegios electorlaes permanecerán abiertos “hasta que el último elector vote”. Así lo expresó el lunes el presidente de la Comisión Electoral egipcia, Abdelmoaiz Ibrahim.

En una rueda de prensa, Ibrahim reconoció se registraron irregularidades en diferentes colegios, principalmente en tres de El Cairo, donde los jueces que supervisan los comicios tuvieron que cerrar las mesas “porque los ciudadanos se apoderaron de las papeletas”.

La Junta Electoral ha decidido reforzar la seguridad en esos centros y doblar el número de jueces supervisores en las mesas. De la misma forma, Ibrahim destacó que en algunos colegios las papeletas llegaron a las 18.30 hora local (16.30 GMT), por lo que la votación se reanudará mañana

Respecto a los partidos que continuaron ayer con sus campañas electorales -principalmente, según acusan observadores el Partido Libertad y Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes-, Ibrahim consideró que eso es un “delito que está castigado por la ley penal y es competencia de la Fiscalía”. “Quien tenga una denuncia, que acuda a la Fiscalía General y la presente”, agregó.

Interrogado por la posibilidad de que alguien intente irrumpir en uno de los colegios electorales donde hoy descansan las urnas con los votos, Ibrahim dijo que “quien tenga miedo por su voto, que duerma delante del colegio, y si ve a alguien secuestrando la urna, que lo denuncie”.

El jefe de la Junta Electoral zanjó su intervención asegurando que“el éxito (de los comicios) ha sido mayor de lo que habíamos previsto”, aunque dijo que no puede conjeturar sobre los datos de participación, que serán dados a conocer mañana.

Comments

comments