Un polémico artículo asegura que los dos líderes del equipo argentino “son enemigos irreconciliables” desde la final de Mar del Plata 2008, algo que se contradice con la imagen que muestran desde el elenco de “Tito” Vázquez.

Comments

comments