El remisero aseguró que le “quedó grabado” el rostro de Osvaldo Martínez

Marcelo Tagliaferro, el testigo que afirma haber visto al karateca en la casa del cuádruple crimen de La Plata, dijo que el imputado “atendió con mala actitud, de mala manera a Marisol”, aunque luego agregó que “en todo momento estaba tranquilo”. 

El remisero aseguró que le "quedó grabado" el rostro de Osvaldo Martínez

Crédito foto: Télam

El remisero Tagliaferro contó detalles del viaje de Marisol Pereyra a la casa platense de La Loma, donde fue asesinada, de su presunto contacto con el cuádruple asesino y de su supuesta invitación a salir a su pasajera de aquella fatídica noche.

“Es la primera vez que lo veía (a Martínez), pero me quedó grabado el rostro por una cuestión de como le estaba hablando a Marisol, lo veía que atendió con mala actitud, de mala manera, en cueros (sic), pantalón largo, eso no me gustó”, sostuvo Tagliaferro.

Sin embargo, minutos después, y durante la misma entrevista televisiva, el remisero dijo que Martínez “en todo momento estaba tranquilo, era una persona normal, que no levantaba ninguna sospecha de nada”.

“Nunca tuve dudas que fue él, no voy a tener problemas en reconocerlo en la ronda de reconocimiento. Cuando sale por primera vez lo veo medio de perfil, pero cuando me viene a avisar que me vaya lo veo por el retrovisor y esa es la imagen que me ayudó junto con la foto de los diarios a decir ‘esta es la persona'”, indicó Tagliaferro.

Por otro lado, el remisero dio precisiones sobre la versión que indicaba que había invitado a salir a Marisol esa misma noche o incluso que a la cita se sume Bárbara Santos.

“No nada que ver, yo no iba a salir con ella (Marisol), pero ella tenía el capricho que esa noche quería salir, entonces yo le digo ‘si tu amiga (Bárbara) no está salimos nosotros a tomar un café’, y ahi se puso contenta”, precisó el chofer.

“Ahi ella me dice que si la amiga (Bárbara) está en la casa, salimos los cuatro”, agregó. Al ser consultado sobre a quien se refería con esta cuarta persona, Tagliaferro respondió:“Marisol me pregunta si yo tenía un amigo, asi salíamos los cuatro, igual no fue nada oficial, fue algo que hablamos, pero nunca dijimos ‘es oficial'”.

En tanto, Tagliaferro precisó que durante el viaje Marisol intentó llamar dos veces al celular de Bárbara, pero “primero la atienden y cortan y la segunda vez directamente le rechazan la llamada”. Según el remisero, Pereyra se quedó sin batería y él le ofreció su celular para llamar otra vez, pero “no llegó a anotar el número antes de que se apague su teléfono”.

“Ahí cuando llegamos a la casa es cuando ella me dice eso de que salimos los cuatro, le abre este hombre y a los cuatro o cinco minutos sale y me pide que me vaya porque Marisol se iba a tomar otro remís”, continúa el relato de Tagliaferro.

El remisero aseguró que este lo pareció “sospechoso”, porque Marisol siempre pedía por él en la agencia y que por ese motivo decidió “esperar unos minutos en la puerta”.

“Me quedo un rato más, incluso bajo del auto, pero como veo muchos timbres no quise tocar, pasaron 10 minutos y me fui”, puntualizó.

Finalmente, Tagliaferro dijo que no deja de “pensar que podía haber sido la quinta víctima” o que pudo “evitar que haya una cuarta”, en referencia a Marisol.

El detenido por el cuádruple crimen de La Plata tiene “tristeza interior”

Así lo dijo el abogado de Osvaldo Martínez, acusado de matar a las cuatro mujeres. Negó participación. El testigo remisero declaró acompañado de Burlando. Fotos.

foto perfil.com

Martínez habló a través de su abogado. Continúa detenido. | Foto: DYN

El abogado de Osvaldo Martínez, Julio Beley, salió a hablar por su cliente. El defensor del único detenido por el cuádruple crimen de las mujeres de La Plata, dijo que Martínez “está acongojado” y “tiene una tristeza interior que no puede exteriorizar porque todavía no le cayó lo que está pasando”.

Además, dijo que el joven karateca de 27 años le dio ayer “un relato muy convincente” respecto del hecho que se le imputa y aseguró que “no tiene ninguna participación” en la masacre, ocurrida a primera hora del domingo en una casa del barrio La Loma, en La Plata, según informó la agencia DYN.

En el hecho, ocurrido a primera hora del domingo en la vivienda de la calle 28, entre 41 y 42, murieron Bárbara Santos (29), su hija Micaela Galle Santos (11), su madre Susana De Barttole (63) y su amiga Marisol Pereyra (35).

Declara el testigo. Marcelo Tagliafico, el remisero que llevó a Marisol Pereyra -una de las víctimas- hasta la casa donde ocurrió crimen se presentó esta tarde en la Fiscalía de La Plata, junto al abogado Fernando Burlando.

Burlando -representante de la familia de Pereyra- acompañó hasta el despacho del fiscal Alvaro Garganta al remisero, principal testigo contra el acusado Osvaldo Martínez.

“Declaré solamente lo que vi y lo que sé, nada más”, dijo el remisero y aseguró que está dispuesto a hacer un reconocimiento para establecer si el hombre que vio en el lugar de los hechos era el Martínez, mientras que Burlando señaló que esa diligencia se realizará el próximo miércoles.

Burlando aseguró que el remisero “es un testigo que declara sobre lo que vio y lo que declaró”, afirmó que “en la causa la versión es una sola” y aseguró que “no había relación” entre el remisero y la víctima Marisol Pereyra, “más allá que la de remisero-cliente”.

En tanto, el abogado de Martínez habló con Radio 10, y desacreditó los dichos de Tagliaferro: “la única certeza que tiene el juez es que el último en ver a una de las víctimas con vida es el remisero”. Sobre lo dicho por Tagliaferro, el letrado afirmó que “su declaración fue más rica ante los medios que en la causa”.

En ese sentido, según el expediente, el remisero aseguró que la cara de Martínez la vio “a medias, por el espejo del Corsa, estaba oscuro”.  “No le vi bien los rasgos, me tapaba el canasto de basura y un árbol de la vereda”, agregó. A eso apunta ahora la defensa del karateka para intentar invalidar los dichos de Tagliaferro.

Comments

comments