general Ashfaq Parvez KayaniIslamabad, 2 dic (PL) El ejército de Pakistán advirtió que rechazará cualquier nueva agresión “con toda su fuerza, sin importar el costo ni las consecuencias” y concedió a sus efectivos “plena libertad” para responder.

En un mensaje a las tropas luego del ataque de aviones y helicópteros de la OTAN a dos puntos de control en la frontera con Afganistán, el jefe del ejército pakistaní, general Ashfaq Parvez Kayani, advirtió que los agresores no serían capaces de evitar “una aplastante respuesta” en el futuro, informó hoy el diario Dawn.

Kayani comunicó “sin ambigüedad” a los comandantes de las unidades desplegadas en la frontera occidental con Afganistán que no tenían que esperar por instrucciones del alto mando para responder una agresión como la de la madrugada del sábado pasado, que causó la muerte a 24 soldados y heridas a 13.

Cualquier acto de agresión debe ser respondido con toda la fuerza y los medios disponibles, sin importar el costo ni las consecuencias, dijo el general, considerado uno de los hombres con más poder en el país.

Pueden estar seguros de que no dejaremos escapar fácilmente al agresor, agregó.

Kayani dijo estar orgulloso de sus soldados, quienes -señaló- respondieron al ataque de las aeronaves de la OTAN con todos los recursos a su disposición, incluida la artillería. “Saludamos el coraje de esos valientes hombres y oficiales”, manifestó.

Tras calificar a la incursión aérea como un “flagrante e inaceptable acto de agresión”, aseguró que esta pudo ser rechazada con mayor efectividad de no haber sido porque la red de comunicaciones quedó averiada por el bombardeo. “La decisión oportuna no pudo ser tomada debido a la falta de comunicación con los puestos afectados y la consecuente falta de claridad de la situación en los distintos niveles, incluido el cuartel general y los cuerpos”, explicó.

En respuesta al ataque, las autoridades pakistaníes cerraron los pasos a los convoyes que transportan combustibles y suministros a las tropas de la OTAN acantonadas en la vecina nación y exigieron a Estados Unidos abandonar antes del próximo día 11 la base de aviones teledirigidos de Shamsi (noroeste).

Islamabad también canceló su asistencia a una conferencia internacional sobre el futuro de Afganistán programada para el próximo lunes en la ciudad alemana de Bonn.

Anunció, asimismo, que revisará a fondo todos los programas, actividades y acuerdos de cooperación con Estados Unidos, la OTAN y la Fuerza Internacional de Asistencia en Afganistán, incluidos los diplomáticos, políticos, militares y de inteligencia.

Comments

comments