Se trata de una chica norteamericana, la cual creyó que los vampiros existían, y peor aún que a quien manejaba lo mataron. Pero a fin de cuentas fue una broma más.

Comments

comments