Moscú, 23 may (PL) El disparo exitoso del prototipo de un nuevo misil balístico intercontinental y la entrada en operaciones del radar antimisiles Voronezh-M en Siberia constituyen hoy la primera respuesta de Rusia a recientes acuerdos de la OTAN en Chicago.

La ojiva del cohete, lanzado desde la base espacial de Plesetsk, al norte de la potencia eurasiática, alcanzó el blanco en un polígono de la península de Kamchatka, en el Extremo Oriente ruso, confirmó el portavoz de las Tropas de Misiles Estratégicos, Vadim Koval.

Este nuevo proyectil incrementará las posibilidades combativas del grupo operativo de estas tropas gracias a su capacidad de superar los sistemas antiaéreos existentes y en desarrollo, aseguró.

Al explicar el objetivo de la prueba realizada, el experto comentó que se trataba de comprobar el funcionamiento y determinar las características de los sistemas del misil.

Por su parte, Igor Korotchenko, presidente del Consejo Público adjunto al Ministerio de Defensa, enfatizó que el nuevo armamento desalentará todo intento de neutralizar el potencial estratégico ruso tras la creación del sistema de defensa antimisiles (DAM) de Estados Unidos en Europa.

El jefe de las Tropas Espaciales de Rusia, Oleg Ostápenko, en tanto, elogió las bondades del radar de alerta antimisiles Voronezh-M, operativo en fase de prueba desde hoy en la provincia de Irkutsk, en Siberia, con alcance de hasta seis mil kilómetros.

Es único y ofrece un enorme potencial de posibilidades para cumplir las tareas estratégicas asignadas por el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, dijo.

Desempeñará un papel clave en la defensa antimisiles, subrayó enfático Ostápenko durante una visita al puesto de mando de la instalación.

La puesta en marcha del nuevo ingenio permitirá prescindir del radar de alerta antimisiles Dniéper, que será retirado del servicio operacional, según se informó.

En declaraciones a RIA Novosti, el ex jefe del Estado Mayor de las Tropas de Misiles Estratégicos de Rusia, general Víctor Yesin, consideró que la cualidad más importante del nuevo radar es su capacidad de detectar cohetes balísticos a gran distancia.

A diferencia del Dniéper, capaz de descubrir esos objetivos solo a dos mil 500 kilómetros de distancia, el Voronezh-M alcanza los seis mil kilómetros, precisó.

Diversos medios reflejan declaraciones de oficiales que trabajan en la nueva instalación, quienes sostienen que su sensibilidad permite controlar el espacio desde la costa occidental de Estados Unidos hasta la India.

Los acuerdos de colaboración en Europa en materia de defensa antimisiles entre Moscú y la OTAN quedaron estancadas porque Estados Unidos rehúsa ofrecer garantías jurídicas de que el escudo antimisiles no irá dirigido en el futuro contra el potencial disuasorio ruso.

Una cumbre de la OTAN realizada recientemente en Chicago, Estados Unidos, acordó hacer operativos algunos elementos de la DAM en 2014-2015 en un grupo de países miembros de la alianza noratlántica.

El ex presidente ruso y actual primer ministro, Dmitri Medvedev, anunció recientemente en un consejo ampliado del Ministerio de Defensa que hacia 2017-2018 debe estar lista una respuesta al despliegue de la DAM de la OTAN en Europa.

Ordené capacitar al Ejército de tal modo que “esté, como se dice, armado de pies a cabeza” y pueda responder de conformidad con las circunstancias, expresó.

Medvedev aclaró que ya había dado al gobierno las indicaciones pertinentes al respecto.

Comments

comments