La protesta organizada por Federación Agraria Argentina se realiza en la localidad de Rufino; denuncian que el gobierno nacional tiende a beneficiar a los pooles de siembra

Un tractorazo en Rufino, Santa Fe, organizado por Federación Agraria Argentina (FAA), se inició esta mañana a partir de las 9:30 en el cruce de las rutas 7 y 33, en protesta por las políticas del gobierno nacional que, denuncian, ahogan a los pequeños y medianos productores pero benefician a los grandes pools de siembra.

La conducción nacional de la entidad participa de la medida de fuerza en la que están delegaciones de las provincias de Santa Fe, La Pampa, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos.

Eduardo Buzzi, presidente de FAA, lidera la medida y anticipó que “crece la bronca por la grave situación actual”. Y agregó:”La ausencia de políticas diferenciadas beneficia a las empresas que trabajan los campos a gran escala”.

Las bases de FAA reclaman por la pérdida de competitividad de los pequeños y medianos productores. “Nosotros vamos a resistir. Desde Rufino le vamos a gritar al país: Ni un chacarero menos”, dijo Buzzi.

El dirigente señaló que “este año se combinan además los efectos de la sequía, la suba de costos por la inflación y la escalada de aumentos en tasas e impuestos provinciales”.

La protesta llega en medio de un creciente clima de movilización del sector. En la noche del lunes unos 800 productores se reunieron en Pergamino y decidieron endurecer la protesta si no llegan las soluciones que reclaman los pequeños y medianos productores.

La semana anterior, además, se habían dado manifestaciones en La Plata y en varios puntos de la provincia Buenos Aires, por la suba de impuestos que pretende aprobar el gobierno bonaerense.

Hoy se realiza además otra asamblea de productores organizada por FAA en Sáenz Peña, Chaco.

En la víspera hubo una asamblea en Pehuajó, Buenos Aires, con 500 productores que sufren las consecuencias de la sequía y ahora de las tierras bajo el agua por las inundaciones.

 

Comments

comments