Hay diferencias en el color y en el papel con los que confecciona la Casa de Moneda.

Hasta anoche, los billetes de cien pesos que hacía la ex Ciccone Calcográfica salían distintos a los que por estas horas también confecciona la Casa de Moneda. Haydiferencias muy sobresalientes en el color violeta de la tinta y en el modo en el que queda impreso el papel moneda que confecciona el Estado. Por problemas técnicos, la empresa privada a la que la Justicia vinculó con el vicepresidente, Amado Boudouno puede confeccionar el dinero con los garantías de calidad y seguridad necesarias para que salga a circulación, contaron fuentes involucradas en ese proceso.

Los técnicos gráficos de la compañía que dirige el ex monotributista Alejandro Vandenbroele trabajan apurados para resolver la situación. Lo hacen con asistencia de personal de la Casa de Moneda, que está a su vez inserto en un reclamo gremial para que se les devuelva el 30 por ciento del sueldo básico que perdieron en la década de los 90.

Si el escenario persiste, la ex Ciccone no podrá cumplir con los plazos de entrega de provisión de billetes.

Se afectaría entonces el nivel de dinero circulante necesario para la segunda mitad del año, justo cuando se pagan los aguinaldos o las subas salariales debido a las paritarias. Según el plan oficial, la empresa debe hacer 400 millones de billetes de cien a un costo de 170 millones de pesos.

La empresa de Vandenbroele, se sabe ahora, no estaba preparada para cumplir con ese objetivo. Debido a un paso administrativo y jurídico ineludible, la Casa de Moneda debió “homologar” la tinta de los billetes que se usa en la ex Ciccone con la que se utiliza en el organismo público. El trámite se hizo en un tiempo récord pero sus resultados son muy negativos.

La máquina de imprimir dinero de la ex Ciccone, llamada Super Orloff, no funciona como se esperaba con la tinta oficial. A eso se sumanproblemas en las chapas de impresión calcográfica con las que se estampa en el papel el diseño de los billetes. La mezcla de ambas variables negativas da como resultado un billete de cien pesos de mala factura, aseguraron fuentes que trabajan sobre la cuestión.

Por ahora, la ex Ciccone imprimió lo que se llama el reverso de los billetes. Salió mal, dijeron expertos. Aun así, se trabaja por estas horas sobre el anverso, o sea, en la parte en la que se ve el rostro de Julio Roca. Los resultados, por ahora, tampoco son buenos. Los ajustes técnicos tal vez consigan revertir la situación.

¿La Casa de Moneda contrató a la ex Ciccone sin haber hecho las previsiones sobre su maquinaria? La situación financiera de la empresa es muy complicada. No se conoce de manera pública quiénes son sus verdaderos dueños. Y más: están investigados por lavado de dinero.

Comments

comments