Desde la Liga Argentina de Protección al Diabético advirtieron la escasez de bombas de insulina en el país

La Liga Argentina de Protección al Diabético (LAPTI) denunció hoy nuevas dificultades a raíz de las trabas a la importación dispuestas por el gobierno nacional.

La institución manifestó que en el país escasean las “bombas de insulina” y, como otras entidades del sector, asoció las dificultades para obtener el insumo a restricciones a la importación.

Advirtió que un paciente con la afección tipo 1 “no puede estar sin el aporte” del medicamento más de ocho horas “porque tendría una descompensación” aguda, lo que derivaría en “una situación gravísima” para su salud, y responsabilizó al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por la política restrictiva de la administración kirchnerista.

La LAPTI, en ese sentido, reclamó al funcionario que “sea sensato” y le exigió “prioridad” para los productos médicos necesarios para tratar la diabetes tipo 1, al alertar que los faltantes de los insumos pueden derivar en “problemas muy severos” para los pacientes.

“Estamos observando preocupación en los pacientes (diabéticos tipo 1) porque les estaban proveyendo insumos para tres meses y, ahora, lo hacen sólo para un mes”, denunció el director médico de la LAPTI, Luis Grosembacher, en diálogo con radio Mitre.

Grosembacher, quien también se desempeña como profesional en el Hospital Italiano, de Capital Federal, aseguró que mermó la venta de “bombas de insulina”.

“Tenemos dos tipos en nuestro país y ambas son importadas. Los insumos que usan dichas bombas, reservorios de insulina que se colocan dentro de esas bombas, son también importados”, enfatizó Grosembacher.

 

Comments

comments