El juez realiza una nueva inspección en el teatro, luego del hallazgo de un explosivo antes de una presentación del ex presidente colombiano Uribe. Dijo que en el caso “hay cosas extrañas” pues se investiga la existencia de otro elemento “que contendría trotyl”.

El juez federal Norberto Oyarbide volvió a mostrar sus sospechas sobre el caso del artefacto explosivo encontrado en el teatro porteño Gran Rex.

 

Y luego del contrapunto que sostuvo con la Policía Federal sobre la importancia del elemento encontrado, esta mañana el magistrado señaló que sospecha que habrían cambiado el artefacto y sentenció: “Aquí hay gatos encerrados”

 

El juez realiza una nueva inspección en el teatro, luego del hallazgo de un explosivo antes de una exposición del ex presidente colombiano Álvaro Uribe. Y dijo que en el caso “hay cosas extrañas” pues se investiga la existencia de otro elemento “que contendría trotyl”.

 

El magistrado contó que iba a interrogar nuevamente al empleado que encontró el explosivo y que antes, realizaría una nueva “inspección ocular del hecho”.

 

“Hay cosas extrañas, como diría el común de la gente hay gatos encerrados”, aseveró el juez en la puerta de su casa. Y señaló que “hay preocupación internacional por el tema y nuestro país debe dar una respuesta”, en obvia referencia al Gobierno nacional.

 

Además, contó que estaba esperando “que lleguen autoridades policiales de Colombia, que van a sumarse a las argentinas”.

 

Y que las sospechas se fundaban también en que “no habría estado el artefacto en el segundo piso, sino en el tercero. Alguien lo cambia ¿por qué lo cambian?”.

 

Y que “habría otro elemento que contendría trotyl”, lo que haría “cambiar radicalmente los hechos” de la investigación que lleva a cabo.

Comments

comments