Un grupo de opositores a la minería contaminante, coordinados por el socialista Manuel Liberal y productores rurales del Este, se paró frente a los abanderados e impidió el arranque de la celebración. Intervino la policía y hubo forcejeos.

Cuando estaba a punto de arrancar el típico desfile de estudiantes por el aniversario del 25 de Mayo, un grupo de unos 30 ambientalistas de la Asamblea del Agua increpó al gobernador Paco Pérez y le exigió que no apoye ni autorice extracción contaminante en Mendoza.
Entre los visibles organizadores de esta manifestación se apuntó el socialista Manuel Liberal, quien aseguró a este portal que la participación de los ambientalistas “estaba pautada con los organizadores. Ellos iban a arrancar el desfile y a último momento se los impidieron”. Fue en ese momento en que los manifestantes lograron de todas maneras meterse en el desfile y gritarle al mandatario sus exigencias.
“¡El agua de Mendoza, no se negocia!”, repitieron.
Liberal indicó que los manifestantes fueron aglutinados por la asamblea contra la megaminería del Este, apoyados por manifestantes de Guaymallén, Tunuyán y autoconvocados de San Martín. “Estamos apoyando estos actos que son bien visibles para pedir por el cuidado del agua, que es tan importante para los productores del Este”, apuntó el socialista.
Cuando el grupo logró franquear el cerco policial se generaron forcejeos entre los antimineros, vecinos y la propia policía, tras lo cual un cerco de unos 15 uniformados se dedicó el resto del desfile a vigilar que no hubiera nuevos desbordes”.
Producción periodística: Alejandro Gamero y Enrique Pfaab
FUENTE: DIARIO UNO

Comments

comments