En medio de la nieve, la lluvia y el viento se produjo el desprendimiento de una gran roca sobre la ruta 7. El tránsito está interrumpido y el paso Cristo Redentor, cerrado.
El fuerte temporal de nieve, agua y viento que azota desde hace 36 horas a la zona cordillerana provocó hoy el desprendimiento y caída de canto rodado y de una piedra de grandes proporciones, que rompió la calzada y cortó la ruta 7 en la provincia de Mendoza, dejando aisladas e incomunicadas a varias localidades de la alta montaña.

El desprendimiento se produjo alrededor de las 8, cerca Polvaredas, y bloqueó la circulación en la ruta que lleva hacia el paso fronterizo Cristo Redentor, que comunica con Chile. Como consecuencia de la caída de rocas, se encuentran aisladas e incomunicadas con Uspallata las localidades de Las Cuevas, Puente del Inca y Punta de Vacas, precisó el vocero de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), Ernesto Arriaga.

Por el cierre del Cristo Redentor, más de 1.500 camiones se encuentran parados del lado argentino y una cantidad similar esperan para cruzar del lado chileno.

“El mal tiempo se extiende además entre Uspallata y la ciudad de Mendoza, tramo que incluye a diez túneles”, agregó Arriaga, quien especificó que la roca que cayó hoy cerca de Polvaredas y bloqueó la circulación de la ruta 7 mide más de tres metros de ancho y unos seis de largo.

Personal de la DNV de los campamentos Uspallata, Puente del Inca y Las Cuevas trabaja para despejar los caminos con barrenieves, motoniveladoras y cargadoras frontales.

El Servicio Meteorológico Nacional mantiene para la zona cordillerana de Mendoza un alerta por vientos muy fuertes, de hasta 110 kilómetros por hora, acompañados de intensas nevadas. Las condiciones se mantendrán así al menos hasta mañana.

Comments

comments