La Legislatura bonaerense se prepara para debatir esta semana el proyecto del oficialismo del revalúo de tierras, cuestionado por el sector agropecuario, que reclama que los reciba Scioli o marcharán al parlamento de La Plata
Diputados convocarán a una sesión el jueves para tratar la reforma tributaria
Crédito foto: DyN
El debate político y parlamentario sobre la reforma impositiva bonaerense ingresa en una etapa decisiva. El sciolismo buscará cerrar las negociaciones con la oposición que le permitan “contar con recursos extraordinarios” para lo que resta de 2012.
Así lo aseguraron fuentes cercanas al gobernador Daniel Scioli, las que además ratificaron que el mandatario insistirá en que la reforma se sancione por ley -falta la aprobación de la Cámara de Diputados- más allá de que también pueda apelar a la firma de un decreto para instrumentarla.
“Algunos quieren instalar una pulseada política, decreto sí o no. Esto es falso, porque la ley en este momento en discusión legislativa muestra a las claras nuestra voluntad”, agregaron los voceros consultados por la agencia NA.
Además, afirmaron que el revalúo fiscal de las tierras no regirá para aquellos propietarios que tengan sus campos “inundados o con sequía”.
Esa fue la reacción del Gobierno bonaerense a las versiones sobre la posibilidad de que Scioli tendría resuelto disponer por decreto la polémica reforma tributaria dedicadas a explotaciones agropecuarias, en el marco de una negociación con la Casa Rosada que le garantice asistencia financiera.
De acuerdo a las versiones, esta decisión se terminaría de plasmar hoy lunes y allanaría el camino no sólo para aliviar la difícil situación financiera de la provincia de Buenos Aires, sino también para destrabar en la Legislatura la aprobación del paquete impositivo que no pudo votarse la semana pasada.
Según informa el diario Ámbito Financiero, Scioli sigue condicionando un revalúo por decreto a que el Parlamento le garantice la sanción del resto de la ley.
Si bien no existen datos firmes acerca del impacto de esa medida, sectores del campo hablan de que deberían desembolsar entre 800 y 1.500 millones de pesos más a las arcas nacionales.
En cambio, en el caso del Impuesto Inmobiliario Rural que se tributa en la provincia, el incremento anual no pasaría los 300 millones de pesos.
La semana pasada, en medio de la frustrada sesión en la Cámara de Diputados, el sciolismo buscó un acuerdo con el Frente Amplio Progresista para destrabar el paquete impositivo que, además del retoque en el Inmobiliario Rural, incluye aumentos en Ingresos Brutos y Sellos. Y, fundamentalmente, una autorización de endeudamiento de 300 millones de pesos con destino a los municipios y otros 2.000 millones para la provincia.

Comments

comments