El técnico acordó su desvinculación. Gustavo Celani será el entrenador para los tres partidos que restan.

La comisión directiva de Sportivo Desamparados por un lado y Héctor Arzubialde, por el otro, terminaron acordando el final del ciclo del entrenador cordobés al frente del equipo puyutano, faltando sólo tres fechas para el cierre de la temporada de la Primera B Nacional, donde Sportivo está ocupando hoy el último lugar en la tabla de los promedios, amenazado seriamente por el descenso directo. La caída en Parque Patricios fue determinante. Arzubialde, que siempre mantuvo en su discurso que iba a estar hasta el final, vio agotadas todas sus posibilidades porque probó esquemas, cambió nombres y generó cosas dentro del plantel que nunca consiguieron cambiar el rumbo. El partido de la fecha anterior contra Ferro fue catalogado como clave para el entrenador pero la derrota terminó por sumir al equipo en una profunda crisis anímica y futbolística que no se logró superar. En ese instante, Arzubialde empezó a meditar su salida de Desamparados. Llegó el partido contra Huracán y las consecuencias de la posterior derrota definieron que las chances de salvación ya no pasaban solamente por lo que Desamparados hiciera. Eso, precipitó la salida y llevó a la decisión del entrenador de plantear su renuncia. Del otro lado, la comisión directiva priorizó otros puntos además del estrictamente futbolístico como para ir perfilando la salida de Arzubialde. Con tres fechas por delante y escasas chances de salvación, la desvinculación del técnico ahorraría una cifra importante para las arcas del club.

Con todo esto en la mesa, anoche la directiva puyutana aceptó el planteo de Arzubialde y quedó sellada la salida del tercer entrenador en la temporada para Sportivo Desamparados. Arrancó con Marcelo Bonetto quien lo dirigió durante 18 fechas, para que lo sucediera luego Ricardo Dillon quien condujo a Sportivo por 9 fechas. Llegó el ciclo Arzubialde y se estiró por 8 fechas, en las que no pudo ganar nunca.

En la sucesión el nombre del actual coordinador de todas las inferiores de Sportivo Desamparados, Gustavo Celani es el elegido. Celani mantuvo ya una charla con los dirigentes de Desamparados y acordaron que trabajará desde hoy junto al grupo de colaboradores que tiene en su esquema del fútbol amateur del club, pero además hoy llegará a San Juan el fisiólogo Ciro Vargas, desde Mendoza, que evaluará al plantel para afrontar este receso de 10 días de la mejor manera, apostando a ganar los tres partidos que restan y esperanzados en llegar a la Promoción. Al trabajo físico y futbolístico, se le sumará también la labor de un equipo de sicólogos que reforzarán una parte elemental de un grupo que sintió el impacto de los malos resultados y no puede levantar cabeza. Sportivo Desamparados vive días difíciles. Decisiones de peso, cambio de rumbo y todo tipo de medidas como para cambiar el rumbo son necesarias pero la pregunta es si fueron tomadas a tiempo. Salió Arzubialde y llega Celani. Un nuevo timón para aferrarse a la última esperanza.

Comments

comments