La siguiente nota aparecida en Diario de Cuyo nos habla a las claras de la situación.

Las grandes empresas ya sufren restricciones de gas

Este mes se vieron obligadas a mermar el suministro en al menos 10 días. En junio, con los grandes fríos, esperan cortes totales.

Las grandes empresas lo mantuvieron bajo siete llaves hasta ayer, pero lo cierto es que este mes ya hubo al menos 10 días en los que las principales compañías sanjuaninas que se valen del gas para producir les restringieron parcialmente el suministro. Entre las perjudicadas, se destacan el gigante cementero Loma Negra, la fabricante de vidrio Cattorini, Frutos de Cuyo y seis caleras, que además están alertadas que a partir de junio, con los fríos más fuertes, serán cortes totales, explicaron desde la Unión Industrial San Juan (UISJ).

Igual estas firmas tienen con el Enargas un contrato del tipo ‘Gran Usuario IT’, en donde el servicio se presta en condiciones de ‘interrumpibilidad’, es decir que está sujeto a cortes o restricciones, con previo aviso, situación que también alcanza a las principales empresas de la Argentina. Esto obliga a las compañías a utilizar combustibles alternativos como carbón residual de petróleo, fuel oil, gasoil o aceite (ver aparte), lo que encarece los costos de producción y, en algunos casos, va en detrimento de la calidad del producto final, como por ejemplo en la cal.

Quienes por ahora miran de reojo este problema son las estaciones de GNC que, como ocurrió en inviernos pasados, saben que cuando el termómetro alcance el bajo cero van a ver reducida la presión y por ende sólo despacharán en horarios diurnos.

‘Nos informan con un determinado tiempo de anticipación a través de correo electrónico en qué momento nos van a limitar el suministro. Nos trae algunos inconvenientes, pero ya el sistema está aceitado como para no tener mayores contratiempos’, explicaron desde Cattorini. Esta empresa utiliza como reemplazantes, dependiendo el área de producción, fuel oil o gasoil. ‘Desde principios de este mes fuimos informados de restricciones y actuamos en consecuencia para que la producción no se vea mermada’, agregó una alta fuente de Loma Negra.

Desde el 2007 a esta parte, las grandes compañías que consumen gas en el país -son las que compran una cantidad mínima de 3.000.000 de m3/año- debieron recurrir a alternativas. En el Gobierno nacional le atribuyen este ‘cuello de botella’ al alto crecimiento que tuvo la industria desde el año 2003 y la falta de inversión que hubo en los años ‘90 en la matriz energética.

‘Es una práctica que debemos acatar y buscar resolver con otros combustibles la falta de gas. No representa para nosotros la utilización de otro combustible un gasto extra importante, lo que sí tal vez se reciente un poco la calidad de la cal’, explicó el presidente de la Cámara Minera de San Juan, Jaime Bergé.

Las caleras utilizan carbón residual de petróleo, que a través de un convenio con la Secretaría de Minería de la Nación tiene un costo diferencial que les mantiene el valor por los próximos 5 años, gestión que les valió amortiguar la escalada de los costos de producción.

Comments

comments