Juan Marcelo Jofré ayer fue a ratificar en la Justicia la denuncia que había hecho contra el intendente de Ullum, Daniel Albarracín, y su hermano Alfredo, pero luego de declarar como testigo quedó detenido. Es que el encargado de 2 pequeñas empresas de limpieza había acusado al familiar del jefe comunal, que estaba a cargo de los capataces del municipio, de exigirle que sobrefacturara sus servicios, pero a la vez reconoció que accedió a llevar a cabo esa maniobra. Por eso, el juez y la fiscal que investigan la causa entendieron que, de mínima, participó en un supuesto fraude contra las arcas municipales, señalaron fuentes judiciales. Así las cosas, quedó en la mira como sospechoso y ahora será indagado por la Justicia.

En su momento, el intendente Albarracín había asegurado que la denuncia fue motorizada en las sombras por el diputado departamental, Leopoldo Soler, sobre el que dijo que está buscando cualquier herramienta para desgastarlo. Si bien los 2 llegaron a sus cargos de la mano del basualdismo, con el correr de la gestión comunal comenzaron a surgir los roces. Y el quiebre definitivo se produjo cuando el jefe municipal regresó a las filas del PJ. Tras esa decisión, en mayo se radicó la primera denuncia penal contra Albarracín por presunta malversación de fondos, la cual fue patrocinada por la abogada Yanina Olmos, socia de Soler. Y en la última acusación, el intendente quedó involucrado por su responsabilidad al frente del municipio y porque el principal protagonista de la supuesta sobrefacturación es su hermano.

El denunciante es Jofré, quien trabaja y administra las empresas de su pareja y su hermano. Por su tarea, dijo que lo contactó el pariente del jefe comunal para que haga servicios de limpieza de canales y acequias, a cambio de que elevara el valor de los trabajos en los comprobantes. De la sobrefacturación en al menos 4 casos, el 50 por ciento presuntamente era para Alfredo Albarracín, según dijo en la presentación. Su abogado, Gustavo González, exhibió un video casero en el que saldría el pariente del intendente contando dinero. En Tribunales, por un lado, dicen que tal prueba no tendría validez legal debido a que no fue ordenada por un juez. Pero por otro lado señalan que es un fuerte indicio para la causa.

Jofré admitió que aceptó realizar esa maniobra porque necesitaba el trabajo y ayer lo ratificó ante el juez Pablo Flores, del Segundo de Instrucción, y la fiscal Ana Lía Larrea. Fuentes calificadas destacaron que, a pesar de las justificaciones, se trató de una autoincriminación. Por eso, ambos funcionarios judiciales frenaron la declaración testimonial y le dijeron que buscara un abogado defensor porque podría haber participado en el delito de fraude contra la administración pública. Ante ese panorama, la nueva versión que puede llegar a dar ante el magistrado será bajo el rótulo de sospechoso y en una indagatoria. El juez Flores además ordenó su detención.

Alfredo Albarracín también está en la mira. Pasa que tras la denuncia de Jofré, la fiscal pidió que se abriera una investigación en su contra para determinar si es responsable del supuesto delito de fraude contra el municipio.

diario de cuyo

Comments

comments