La UCR solicitó que el pliego regrese a las comisiones, pero el kirchnerismo se negó. La oposición dejó el recinto y se cayó la sesión.

La voluntad del Gobierno para que la ex ministra Nilda Garré represente al país ante la Organización de los Estados Americanos chocó este miércoles por la tarde contra una situación si no impensada, inusual: en la Cámara alta, donde el kirchnerismo goza de una abultada mayoría, el Frente para la Victoria se quedó sin quórum.

Como era de esperar, la oposición presentó sus reparos a la designación de la ex titular de Seguridad y Defensa. Al defender su negativa, la UCR exigió que el pliego regrese a las comisiones. Pero el oficialismo se negó. Entonces, la oposición solicitó abstenerse, pero también esa opción fue rechazada. Por esa razón, el radicalismo, el FAP y el PJ disidente resolvieron retirarse del recinto.

El resultado de la decisión opositora llevó a que la sesión fracase. Para seguir, el oficialismo necesitaba 37 senadores sentados; tenía apenas 32.

El hecho de que el Frente para la Victoria se haya quedado sin número no parece haber sido producto de una maniobra premeditada de la oposición, sino fruto del descuido del oficialismo. Es que, acostumbrados a trabajar con la holgura del número, sus miembros probablemente no hayan reparado en la ausencia de seis legisladores.

Los senadores que hubieran permitido al oficialismo votar el pliego de Garré y que estuvieron ausentes en la sesión fueron Beatriz Rojkés de Alperovich (Tucumán) -titular provisional de la Cámara alta-, Juan Manuel Irrazábal y Salvador Cabral (Misiones), María Labado (Santa Cruz), y Jorge Colazo más el aliado de Nuevo Encuentro Osvaldo López (Tierra del Fuego), reportó el sitio Parlamentario.com.

 

 

Fuente: SM

Comments

comments