Por primera vez, el portero prestará declaración el lunes ante el juez Ríos. Sus allegados realizaron otra marcha pidiendo por su inocencia.

Mientras los familiares y allegados de Jorge Mangeri pronunciaron su desconfianza sobre los resultados del peritaje de ADN hallados en las uñas de la joven, el juez Javier Ríos citó al portero el lunes para que preste declaración indagatoria, como imputado en la causa.

Hasta el momento, el principal imputado había prestado testimonio el día en que se produjo un giro inesperado en el caso. Aquel viernes a la madrugada, a pocos días del hallazgo del cuerpo de Ángeles, Mangeri admitió: “Soy el responsable de lo de Ravignani 2360. Fui yo. Mi señora no tuvo nada que ver en el hecho.”

Poco antes de que se conozca la citación del portero, sus familiares reiteraron su inocencia al señalar que “le hicieron una cama” para involucrarlo en el crimen y advirtieron que su detención es una “violación a los derechos humanos”.

En una nueva marcha en favor del portero, que tuvo lugar en Muñiz, para pedir por su liberación, a cuatro días del vencimiento del plazo para procesarlo, su madre, Norma, aseguró que “le hicieron una cama”.

A su vez se preguntó, aludiendo a su autoincriminación: “¿Si a vos te hubiesen torturado, que hubieses hecho? ¿Si amenazaban a tu mujer?”.

En tanto, el cuñado de Mangeri le envió mensaje a la presidenta Cristina Fernández: “En sus campañas políticas siempre enarboló los Derechos Humanos, esto también es una violación a los Derechos Humanos. Un inocente esta preso”, enfatizó.

perfil

Comments

comments