Actriz turca Jale ArikanMoscú, 29 jun (PL) El filme turco La Partícula, del director Erdem Tepegoz, conquistó el “San Jorge de Oro”, el premio más importante del Festival Internacional de Cine de Moscú, clausurado hoy en la sala Rossia, de esta capital.

La estatuilla fue entregada a los creadores de esta historia llena de humanismo por el presidente del jurado de la edición número 35 de este acontecimiento cultural, el escritor y director iraní Mohsen Makhmalbaf.

Otro lauro mereció La Partícula, el San Jorge Plata por la mejor actuación femenina entre los 16 largometrajes concursantes, conferido a la actriz Jale Arikan, quien encarna a Zeynep, una mujer de las afueras de Estambul.

Su odisea se desenvuelve en una zona abandonada, donde lucha por el sustento de la madre anciana y de su hija con discapacidad, los recursos apenas le alcanzan y en esas circunstancias es despedida del ordinario empleo que logra conseguir.

Jung Young-heon, de Corea del Sur, recibió el San Jorge de Plata como mejor director por el thriller Emociones libanesas, y el de mejor actuación masculina fue conferido al ruso Alexei Chevschenko por su encarnación de Judas en el filme del mismo nombre.

Con un documental de 58 minutos, Padre e hijo, el realizador polaco Pawel Lozinski conquistó el lauro principal correspondiente a esta categoría.

En la jornada final del festival fue estrenada la película Rasputín, interpretada por el francés nacionalizado ruso para evadir impuestos Gerard Depardieu, quien asistió a la presentación ante la prensa.

La cinta se basa en una serie francesa de televisión sobre la vida de Grigori Rasputin, polémico personaje que en los inicios del siglo XX provocó una ola de indignación dentro de la decadente corte imperial rusa por sus excesos y complots.

Con una amplia obra como creador, el director Irakli Kvirikadze debió resumir en 87 minutos una historia seriada que sumaba cerca de cuatro horas.

Para cine la obra original no era lo mejor, era densa y necesitaba un ritmo más intenso y enérgico, dijo en declaraciones a Prensa Latina.

Dedicamos seis meses a ese trabajo y al final se logró un buen resultado. Estoy contento de que al público le guste, concluyó el cineasta de origen georgiano.

Comments

comments