La Justicia dirá hoy si los aprueba o si alguna fuerza debe hacer correcciones. El oficialismo es el único que no lleva fotos.Walter Ríos – Diario De Cuyo

Los partidos políticos y frentes ya tienen listo el modelo de voto que quieren usar en el cuarto oscuro en las elecciones primarias del 11 de agosto y la Justicia decidirá hoy si los aprueba. Si bien alguno puede sufrir cambios porque no se ajusta a la ley, en la Secretaría Electoral Federal aseguraron que las correcciones suelen ser mínimas. La mayoría cuenta con fotos de precandidatos y entre las particularidades, la Unión Cívica Radical y el Frente para la Victoria llevan la imagen de líderes fallecidos. Entre todas las fuerzas, el cálculo es que mandarán a imprimir más de 15 millones de sufragios.

Los votos, además de ser el instrumento para que los ciudadanos expresen su voluntad, son clave para la campaña electoral. Pasa que las fuerzas políticas riegan papeles por toda la provincia. Los entregan en caminatas, actos y reuniones con los vecinos y días antes del comicio, la militancia va casa por casa entregándolos doblados, apostando a que la gente los lleve listos y los coloque en la urna. De hecho, cada lista suele imprimir, al menos, el triple de la cantidad que necesita tener en el cuarto oscuro.

Durante el comicio, entre las fuerzas que compiten suele haber una especie de disputa por los sufragios. Es recurrente que algunos actores se quejen de que tal o cual rival le arrebató los papeles en el cuarto oscuro para que la gente no los encuentre y se incline por otra fuerza. Por eso, los fiscales entran regularmente a controlar que su partido o frente tenga caudal suficiente de papeles y reponerlos si hace falta.

Para ser utilizados, los votos deben cumplir con una serie de requisitos y tienen que ser autorizados por la Justicia. Los apoderados de los partidos ya presentaron el modelo y hoy, en una audiencia a las 10, las autoridades de la Secretaría Electoral Federal les comunicarán si son aprobados o si alguno debe hacer cambios.

Según el Código Electoral, los votos deben ser de 19 centímetros de alto por 12 de ancho y el tamaño mínimo de las letras de 5 milímetros. Además, tiene que llevar impreso el nombre de la agrupación política, el número, el nombre de la lista, la elección que se disputa (en este caso primarias abiertas, simultáneas y obligatorias) y los nombres de todos los candidatos. El incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones es motivo de impugnación, dice la ley.

En la Justicia Electoral aseguraron que por lo general, los modelos de votos son aprobados tal cual se presentan porque en los partidos ya tienen experiencia y casi no cometen errores. Y en todo caso, si son objetados, los cambios a realizar son menores.

El mismo procedimiento deberá seguir los partidos y alianzas para los comicios de octubre, cuando se disputan los tres cargos de diputado nacional que hay disponibles para San Juan en esta oportunidad. La diferencia es que la cantidad de actores será menor, porque muchas listas se eliminarán en la interna de agosto, y la leyenda en el sufragio deberá consignar que se trata de la elección por los cargos.

En la mayoría de las boletas hay foto sólo de los precandidatos que son cabeza de lista. La excepción es el Frente para la Victoria, que en lugar de los postulantes lleva la imagen de Juan Domingo Perón, Evita y Néstor Kirchner. Mientras que Enrique Conti y Rodolfo son los únicos que comparten el mismo tamaño en una de las propuestas de Compromiso Federal.

Para las primarias, el Estado nacional destinará 37.852 pesos a los partidos políticos o alianzas, para que hagan frente a la impresión de las boletas. Es decir, que para los frentes en los que compitan más de un sector, el dinero se dividirá en cada uno de los miembros. Así, el frente opositor Compromiso Federal repartirá los fondos en las 5 listas que disputarán la interna, mientras que el Frente del Pueblo lo hará en dos.

Se trata de un aporte importante, ya que los precios que están barajando para unos 300 mil votos a color rondan los 20 mil pesos. El monto que pone el Estado sirve de ayuda, pero a las fuerzas políticas no les alcanza para imprimir todos los votos que necesitan y deberán hacerse cargo del resto.

Comments

comments