El vicepresidente de la Unión Industrial de San Juan, Gustavo Fernández, habló sobre la situación de la Elec­trometalúrgica Andina (E­MA) y dijo que necesita con urgencia una ayuda desde el gobierno nacional para se­guir produciendo y así no tener que retocar su organigrama interno.

Hace una semana la EMA apagó el único horno que tenía funcionando y desde entonces la mitad de los empleados, unos 350, realizan tareas internas que nada tienen que ver con la producción de la firma. Mientras que los restantes están de vacaciones anticipadas, tal como contó el secretario general de los químicos, José Gordillo.

“Electrometalúrgica Andina perdió la promoción industrial y además no tiene subsidiada la energía, por lo que está en condiciones desiguales con empresas de Men­do­za”, contó en el programa ra­dial Uno por Semana, Gus­ta­vo Fernández, vicepresidente de la Unión Industrial de San Juan. Al tiempo que agregó que “este es un problema e­nergético y tiene que ser solucionado desde la nación”.

Lo que vienen pidiendo los directivos de la EMA es una ayuda para acortar la brecha que hay con las empresas de Mendoza, ya que la firma que está ubicada en Chimbas paga por año un excedente de 26 millones de pesos en energía.

Desde el gobierno local vienen trabajando con énfasis sobre este tema y si bien todavía no hay un anuncio oficial todo indica que la ayuda será en relación al subsidio de la energía

DIARIO HUARPE

Comments

comments