El diputado radical Juan Casañas denunció que se está consumiendo trigo contaminado con una enfermedad denominada “fusarium”. Al parecer, casi un 30% de la cosecha está afectada y no cumple los estándares de calidad para producir harina. Acusan a Moreno por negarse a abrir las importaciones. Los números reales del trigo y las consecuencias de este mal para la salud humana.
La crisis que atraviesa actualmente el sector triguero en la Argentina está trayendo día a día distintos tipos de problemas impensados hasta hace muy poco tiempo atrás cuando el país se destacaba como un productor de excelencia del cultivo a nivel mundial.
Sucede que a la pobre cosecha registrada en la campaña 2012/13 (apenas 9,8 millones de toneladas), se suma ahora la aparición de enfermedades en trigo producto de la muy mala calidad del cultivo a partir del menor uso de tecnología y de problemas climáticos.
Al parecer, según indican algunas evaluaciones realizadas en diferentes regiones triguera del país, un 28% de la cosecha pasada quedó fuera de los estándares normales de calidad (fundamentalmente a causa de fusarium).
El primero en salir a advertir sobre el uso de trigo contaminado con “fusarium” fue el diputado nacional, Juan Casañas (UCR/Tucumán), quien proviene de la entidad técnica Aacrea y que entiende muy bien las consecuencias de dicha enfermedad.
“El ministro de Salud (por Juan Manzur) se calla sabiendo que por la falta de trigo se está haciendo pan con trigo enfermo con fusarium, que no es apto para el consumo humano; están poniendo en riesgo nuestra salud”, apuntó Casañas a La Política Online.
El Gobierno está desesperado porque no puede sostener su relato. La realidad se les vino encima y lo que venimos advirtiendo desde hace años se cumplió: la Argentina no tiene más trigo”, aseguró el diputado tucumano que este año buscará renovar su banca.
Lo cierto es que esta situación comenzó a preocupar a los distintos operadores de la cadena triguera que ya no saben qué hacer para convencer al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que la mejor alternativa es abrir las importaciones.
Si bien no lo dicen públicamente, en el sector saben muy bien que al permitir que los molinos compren trigo en Uruguay se lograría una baja en el precio de los productos derivados en el mercado interno y se evitaría poner en riesgo la salud de la población.
Pero para Moreno el hecho de importar trigo sería una medida que dejaría en evidencia el fracaso de su política –aplicada de 2006 a la fecha- justo antes de las elecciones legislativas de octubre próximo en las que el kirchnerismo se juega su futuro político.
El trigo en números
En este contexto, LPO consultó al presidente de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales, Raúl Dente, para intentar averiguar cuáles son las reales existencias actuales de trigo en el mercado interno.
“Las existencias actuales de trigo se ubican en 2,8 millones de toneladas”, indicó Dente, y luego señaló que “de aquí a octubre/noviembre cuando comience la próxima cosecha, las necesidades de la molinería son de 2,3 millones de toneladas”.
Es decir, según los cálculos del representante de los acopiadores, que surgen de datos oficiales de las declaraciones juradas de los productores, debería haber un excedente de aproximadamente 700.000 toneladas.
Sin embargo, aquí es donde juega un papel clave el tema de la calidad y de las enfermedades del trigo. Esto porque en el mercado se desconoce por completo qué cantidad cumple con los estándares de calidad que requiere la industria molinera.
“En caso de que no haya trigo con calidad suficiente, no habrá Ley de Abastecimiento que valga, sino que se tendrá que importar de manera obligatoria para abastecer el consumo local, alertó Dente.
Alerta, Fusarium
Débora Conde Molina, encargada del área de Investigación y Desarrollo de Granotec Argentina, preparó un informe, al que accedió este medio, en el que explica los efectos del fusarium sobre el grano y, en definitiva, sobre la calidad de la harina de trigo.
“El hongo fusarium afecta la calidad comercial e industrial de las harinas, degradando componentes importantes para los productos panificados. También genera toxinas perjudiciales para la salud humana y animal”, detalló la especialista.
“Tomando como base las regulaciones internacionales y sumando que existen metodologías sencillas para realizar controles, es siempre conveniente tener máxima precaución en la toxicidad de los productos y subproductos de trigo”,advirtió.

 

El fusarium se concentra en la periferia del grano por lo que con la molienda se disminuye un 40% la toxina en la harina. La toxina más importante es deoxinivalenol, la cual se relaciona con pérdida de peso, vómitos, diarrea, anemia y lesiones cutáneas.
FUSARIOSIS, LA GRAN INCÓGNITA DEL TRIGO
Esta enfermedad que ataca al cereal es la que pone en duda si el stock alcanza para autoabastecernos de trigo hasta llegar a la próxima cosecha. Qué es y por qué afecta la producción de harina. 
Por Ignacio Berri.

 

Estás viendo un trigo verde, cuando no empezó a secarse, y se observan manchones blancos. Alarma general: tenemos fusarium en el campo, también conocido como fusariosis o golpe blanco, que recibe este nombre porque te da la sensación que el trigo llegó a su ciclo. Eso hay que trasladarlo a manchones en el lote.
Es provocado por un hongo, el fusarium graminianum. ¿Por qué se da? Las condiciones climáticas para que ocurra es que, en un momento o dos del ciclo del trigo, tengamos temperaturas altas, de entre 20 y 30 grados, lluvias seguidas y alta humedad.
De lejos se observan esos manchones blancos. Si te acercas a ese manchón y ves las espigas, tendremos un blanqueamiento en las espigas y una masa rosada de color salmón dentro las flores. Esto trae una baja en el rendimiento, por el tipo de grano que va a producir: granos chicos, chuzos, que no sirven, livianos. Pero también existe el tema de las toxinas. Con esto, se baja el poder germinativo y por ende ese grano no sirve.
¿En qué lo perjudica al productor? Los molinos detectan que hay granos con fusarium y pagan menos. En el caso de las harinas, baja su rendimiento y después ese color blanco pasa a ser un amarillo grisáceo. Lo que suele hacerse es mezclarlo con trigos sanos porque con eso se baja el porcentaje de fusarium.
Otro aspecto es la contaminación. El fusarium tiene unas toxinas que están en el grano, las cuales pueden “contagiar” otros granos en el acopio. Como cualquier toxina, produce problemas como pérdida de peso y vómitos. También en los animales, más que todo en los monogástricos, como cerdos y caballos. No tanto en los rumiantes.
Ante esta situación, tenemos en el mercado variedades que son susceptibles, muy susceptibles, moderadamente susceptibles o moderadamente resistentes al fusarium. Cuando elegís la variedad, se prefiere aquella que sea resistente siempre y cuando se den las condiciones de clima.
El fusarium baja el rendimiento de la harina. En el caso de las raciones para animales, para el caso de los monogástricos, se puede mezclarlo en una ración trigo con fusarium, pero hasta un porcentaje. En el caso del cerdo, no podes poner más de 50% de trigo con fusarium, el resto va con otros subproductos
Ftes: ondasdecampo.com/ Sin Mordaza
AHORA PRESTEN ATENCIÓN A LO QUE SIGUE….
TRIGO: TRANSGÉNICO Y CONTRA SEQUÍA
Lonnet, Carrique, Desprez y Trucco, en el lanzamiento de la alianza para desarrollar el trigo transgénico. Foto: Bioceres
La firma argentina Bioceres y la francesa Florimond Desprez se aliaron para desarrollar variedades que puedan producir ante condiciones hídricas limitantes
Por Fernando Bertello  | La Nación
El trigo se prepara para un hito: en tres años, la Argentina y el resto de América latinacontarán con el primer cereal transgénico del mundo con resistencia ante condiciones de sequía o de salinidad.
La firma argentina Bioceres, una empresa de productores que cuenta con 267 accionistas, y la firma Florimond Desprez, segunda en el mercado de trigo de Francia, formaron una nueva compañía, denominada Trigall Genetics, que será la responsable de desarrollar las variedades que contarán con la tecnología.
En realidad, la tecnología es el gen HB4, encontrado originariamente en girasol por la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet, a la cual se sumó Bioceres en un esquema de colaboración. Se aguarda que en trigo la tecnología tenga un fuerte impacto en zonas más marginales para su producción justamente por disponibilidad hídrica. Por ensayos que se vinieron realizando en los últimos cuatro años, la expectativa es que se puedan obtener en esas condiciones entre 200 y 300 kilos más de trigo por hectárea.
Ante condiciones de sequía, la planta mantiene la fotosíntesis y aumenta su protección.
“Vamos a poner toda nuestra tecnología y germoplasma para poder desregular el primer trigo transgénico del mundo”, expresó Federico Trucco, gerente general de Bioceres, empresa presidida por el productor Marcelo Carrique.
Philippe Lonnet, director de investigación de Florimond Desprez, destacó que el nuevo desarrollo para el trigo forma parte de la llamada biotecnología de segunda generación.
“Es una tecnología de segunda generación. No es la clásica de resistencia a herbicidas o insectos. Apunta a aumentar la productividad en condiciones puntualmente de sequía y salinidad”, señaló el directivo francés.
Florimond Desprez factura por año unos 230 millones de euros y destina un 17% de ese monto para investigación y desarrollo.
Para el lanzamiento de las primeras variedades, que se conocerían en 2016, las empresas decidieron invertir unos 10 millones de dólares.
“El objetivo inmediato es llevar la tecnología a zonas de producción de la Argentina, pero también Uruguay, Paraguay y Brasil, que pasan a ser zonas de importancia para el trigo con esta tecnología”, indicó François Desprez, presidente de la empresa francesa.
ALIANZA
El acuerdo entre la compañía argentina y la francesa, materializado a través de Trigal Genetics, es en principio específicamente para América latina. Además del impacto en el rendimiento en zonas marginales, la tecnología contribuye a un uso más eficiente del agua.
“Los kilos por hectárea son constantes con esta tecnología”, apuntó el gerente general de Bioceres. “Este beneficio también se va a tener para los altos rendimientos”, añadió.
“La tecnología HB4 permitirá un aumento de los rendimientos promedios del cultivo de entre 10 y 15%, sin afectar los techos de rendimiento en condiciones de alta productividad”, explican en la empresa.
Tanto en Bioceres como en Florimond Desprez subrayan que la alianza se hizo porque comparten “la misma avidez”.
“Ellos [por la firma francesa] tiene la misma avidez que nosotros para traer cosas nuevas al mercado, con innovación constante”, dijo Trucco. “Reconocemos a Bioceres como empresa constituida por productores y puede observar las necesidades de los productores”, añadió François Desprez.
El año pasado Bioceres cerró un acuerdo con la firma estadounidense Arcadia Biosciences para lanzar la resistencia a sequía en soja. Por otra parte, licenció a Advanta para el uso de la tecnología en sorgo, algodón, arroz y caña de azúcar..
Parece que el trigo tratado con glifosato sufre niveles más elevados de una enfermedad tóxica de hongos conocida como Fusarium head blight que los campos de trigo a los que no se ha aplicado glifosato” dijo la científica Myriam Fernández del Semiarid Prairie Agricultural Research Centre en Swift Current, Saskatchewan, en una reciente entrevista.
Fernández agregó: “Aún no hemos terminado con el análisis de cuatro años de datos o escrito el estudio”. Aunque la investigación de Fernández recientemente llegó a los titulares en todo Canadá, no fue la primera en discutir la relación entre las fórmulas de herbicidas que contienen glifosato y el refuerzo de hongos potencialmente tóxicos, pero fue la primera en informar sobre la posibilidad de daños potencialmente tóxicos a las cosechas, causados en el trigo y en la cebada, dos de los cultivos más importantes de Canadá.
Según el doctor Harvey Glick, jefe de Asuntos Científicos de Monsanto, que mantiene su actitud crítica: “Parece ser que la Dra. Fernández hizo un estudio sobre el terreno basado en los niveles de Fusarium y luego sobre los factores que podrían estar relacionados. Así que, por lo que veo, no fue de causas y efectos. Es sólo que vieron que en su área de estudio que algunos campos tenían niveles más elevados de Fusarium, por la razón que sea, y luego consideraron una lista de factores que podrían tener que ver y que uno de ellos fue que en esos campos se utilizó Roundup el año anterior.”
Puede ser así, pero, durante las últimas dos décadas, varios científicos de Nueva Zelanda a África han notado e investigado la relación entre el glifosato y Fusariuma través de experimentos en pequeña escala en la relativa oscuridad de sus laboratorios y que han informado sobre los resultados de su trabajo a través del mundo oculto de las publicaciones académicas. El resultado de todo este trabajo, es “sólo menos de 50 trabajos científicos”, dice el doctor Robert Kremer, un especialista en suelos de la Universidad de Missouri. Este conjunto de trabajos muestra un aumento en Fusarium u otros microbios después de la aplicación de glifosato.
El Dr. Glick de Monsanto “no está de acuerdo”: “Roundup tiene más de 30 años y los científicos han estado estudiando todos los aspectos de su uso por lo menos durante ese período. Así que existe una tremenda cantidad de información. Y por eso existe un nivel tan elevado de confianza en que el uso de Roundup, basado en todo este trabajo previo, no tiene ningún impacto negativo en los microbios del suelo… Y gran parte de ese material ha sido publicado”.
La continua investigación del Dr. Kremer trata del efecto de la relación entre el glifosato y Fusarium sobre la soya, y también sobre la soya “Roundup Ready”. Monsanto ha estado produciendo una serie de semillas genéticamente modificadas “Roundup Ready ” para varios cultivos incluyendo algodón, soya, trigo y maíz, para ser utilizadas exclusivamente con su exitoso herbicida de glifosato, Roundup. Los cultivos ” Roundup Ready” no son afectados por el herbicida Roundup, que destruirá todas las plantas competidoras en el mismo terreno como ser las malezas. Como son genéticamente modificados, no han sido fácilmente aceptados en numerosos países fuera de EE.UU., y están prohibidos en Canadá y Europa.
El Dr. Kremer estableció en sus experimentos con soya “Roundup Ready” que “el glifosato parece estimular el Fusarium en el área de las raíces de las plantas”, en tal grado que considera que el aumento de los niveles de Fusarium es “el modo secundario de acción del glifosato” Aunque encontró colonias de Fusarium en las raíces de sus plantas, que podrían reducir potencialmente la cosecha, no las encontró en la soya cosechada. A pesar de ello, expresó su preocupación por las consecuencias de esa acumulación de Fusarium en el suelo.
El Dr. Kremer también señaló: “No vimos el refuerzo del Fusarium cuando se utilizaron otros herbicidas”. Sin embargo, en el caso de cultivos de “Roundup Ready”, Roundup tiene que ser utilizado exclusivamente como herbicida, o en combinación con otros productos químicos. La utilización exclusiva de otros herbicidas constituiría una violación de contrato.
Por lo tanto, si Roundup aumenta los niveles de Fusarium, los cultivos de ” Roundup Ready” que utilizan Roundup como herbicida, podrían convertirse en desastres potenciales, aumentando los niveles de Fusarium en el suelo a niveles tan críticos que podría producir una epidemia y transmitirse de un campo a otro en un área considerable.
En un reciente artículo titulado “Algodón GM culpado por la enfermedad”, Farm Weekly , una publicación australiana, predijo que “hasta un 90 por ciento de la zona algodonera podría ser inundada en la próxima década por Fusarium, el patógeno marchitador transmitido por el suelo” debido al algodón “Roundup Ready”(Algodón RR).
La contaminación de cereales por Fusarium, tales como el Fusarium Head Blight (FHB) en el trigo y la cebada que la Dra. Fernández está estudiando en Saskatchewan ha causado serias pérdidas de cultivos. Aproximadamente un quinto de la cosecha de trigo en Europa es perdido cada año en Europa por el FHB, y en Michigan, se estimó que entre un 30 y un 40% de los cultivos fueron destruidos durante 2002 por la plaga. Cuando el moho pasa sin ser detectado a la cadena alimenticia, las epidemias de Fusarium pueden tener efectos aún peores: una epidemia de Fusarium en cereales fue considerada responsable por miles de muertes en Rusia durante los años 40 y más recientemente en 2001, causó una serie de defectos mortales al nacer entre mexicano-estadounidenses consumidores de tortillas en Brownsville, Texas.
Cuando es cultivado en platos Petri, Fusarium puede mostrar diversos colores, que varían a menudo de color naranja a salmón, y tiene diferente apariencia en diferentes cereales y en diferentes etapas de su ciclo de vida. En el trigo y en el centeno puede aparecer con un color blanco terroso; en el centeno como un óxido negro y en la avena puede verse cerca de negro o de un color naranja rojizo. Pequeñas cantidades de contaminación de granos son invisibles al ojo humano, y hay que realizar tests químicos para detectarla. Ya que esos tests son pagados por el agricultor, hay pequeñas cantidades que llegan continuamente a los productos alimenticios comerciales. A niveles más elevados puede convertirse en un problema serio.
El hongo Fusarium puede producir una serie de toxinas que no son destruidas en el proceso de cocción, tales como vomitoxina que, como su nombre sugiere, causa generalmente vómitos y no la muerte, y compuestos más letales que incluyen la fumonisina, que puede causar cáncer y defectos al nacer y el muy mortífero agente de guerra química, la fusariotoxina, llamada más a menudo toxina T2.
Durante 2000, el Congreso de EE.UU. planeó la utilización del hongo Fusarium como un agente de control biológico para destruir cultivos de coca en Colombia y otro hongo para destruir adormideras en Afganistán, pero esos planes fueron rechazados por el presidente Clinton que estaba preocupado de que el uso unilateral de un agente biológico sería percibido por el resto del mundo como guerra biológica. Las naciones andinas, incluyendo Colombia, donde iba a ser utilizado en la guerra de la droga contra los cultivos de coca prohibieron su uso en toda la región. Sanho Tree, director del Instituto de Estudios de Política del Proyecto de Política de la Droga comentó sobre el uso de un producto químico que produce un microorganismo prohibido: “EE.UU. ha suministrado decenas de miles de galones de Roundup al gobierno colombiano para su uso en la fumigación aérea de cultivos de coca. Hemos estado utilizando una flota de aviones de fumigación para lanzar cantidades sin precedentes de glifosato sobre cientos de miles de acres en uno de los ecosistemas más delicados y biodiversos del mundo. Este fútil esfuerzo ha hecho poco por reducir la oferta de cocaína en nuestras calles, pero ahora vemos que un posible efecto secundario de esta campaña podría ser el comienzo de una epidemia de Fusarium en la cuenca del Amazonas. La guerra de la droga ha tratado en vano que la cocaína no llegue a las narices de la gente, pero podría, en su lugar, abrasar los pulmones de la tierra”.
Por el vínculo entre el glifosato y el Fusarium, la Unión Nacional de Agricultores de Canadá ya se está oponiendo a la introducción del trigo “Roundup Ready” genéticamente modificado, y este tema no muestra indicios de desaparecer. Sólo el tiempo dirá si Monsanto podrá “arreglar” los problemas de los cultivos de”Roundup Ready” con más ingeniería genética -esta vez para controlar el Fusarium- o si su principal herbicida y su línea bandera de cultivos de “Roundup Ready” serán rechazados por los agricultores de nuestros días.
Jeremy Bigwood es un escritor e investigador independiente especializado en América Latina. Una versión más breve de este artículo fue publicada por IPS.
SECRETOS EMPRESARIOS- artículo publicado el 12/5/2013
 
HAHB4: el trigo transgénico criollo
Por SILVIA NAISHTAT
 En un almuerzo en Madero Tango, franceses y argentinos celebraron el último martes lo que será una primicia mundial, el primer trigo transgénico, y esta vez nacido y desarrollado en la Argentina. Cuentan que Monsanto lo intentó sin éxito en 2004. El trigo estará en el mercado en 2016, tras una inversión de US$10 millones y una vez pasadas las etapas regulatorias y de pruebas. El hallazgo del gen estuvo a cargo de un equipoliderado por la bióloga molecular Raquel Chan, del Conicet,(*) y la Universidad Nacional del Litoral. Los científicos aislaron uno de los 50.000 genes de la estructura del girasol, el HAHB4, que ayuda a esa planta a resistir la escasez de agua, y lo introdujeron en el trigo, además del maíz y la soja. Los derechos de explotación del HAHB4, patentado para beneficio de la universidad y del Conicet, fueron cedidos por 20 años a Bioceres, propiedad de más de 230 productores agropecuarios. Federico Trucco, presidente de Bioceres, destacó que a diferencia de otros transgénicos, el modelo con trigo es bien distinto. “Le da un gran potencial al cereal y está pensando para producir más alimento”. Así, se asociaron con la francesa Florimond Desprez, una firma familiar, y crearon Trigall Genetics para comercializarlo a nivel global. De acuerdo con el pro sionista GustavGrobocopatel, fundador de Bioceres, este gran salto es fruto de la interacción del Estado, la universidad y los privados y permitirá expandir la frontera agrícola con el trigo. Entre tanto, Man Mohan Kohli, asesor en trigo de Bioceres, con partida de nacimiento en la India y discípulo del genial Norman Borlaug, que revolucionó la agricultura con los llamados trigos enanos para México, emprendió una gira por Irán y Turquía buscando más material genético del cereal.
La zona franca del puerto Waigaoqiao es el recinto fiscalizado más importante de China. Se encuentra en la confluencia del río Yangtsé y el mar de China, a unos 60 minutos del centro de Shanghai. Allí estarán las primeras oficinas comerciales de una provincia argentina. Y lo acaba de lograr el gobernador santafecino, Antonio Bonfatti, además de acordar que numerosas empresas puedan instalarse en esa zona franca, con edificios de almacenamiento de mercancías y la posibilidad de vender sus productos libres de impuestos. Se trata de firmas de alimentación, construcción, biotecnología, medicamentos y productos veterinarios. Pero el mayor logro del socialista es haber obtenido la financiación y el equipamiento por parte de los chinos para desarrollar el servicio de tranvía en el área metropolitana de Rosario.
Entre las múltiples causas que debe resolver la Corte Suprema bonaerense también se encuentra la quiebra del Hipódromo de Mar del Plata, sin carreras desde hace varios años. El expediente les llegó el último 11 de abril y, mientras tanto, el sindicato dice estar en negociaciones con un grupo coreano.
Es curiosa la estrategia de ventas que se dio Philippe Allouche, médico clínico de profesión y alma de Biologique Recherche, la empresa que crearon sus padres hace 40 años en París. Para ingresar en el negocio de la cosmética exclusiva, dominada por marcas establecidas y pertenecientes a corporaciones gigantescas, buscó alianzas con los hoteles de lujo y ofrece sus productos y tratamientos sólo en esos spaEn la Argentina son socios del Faena. Están en 60 países y su mayor crecimiento viene por Asia y por el público masculino.
Fte: IECO

(*)¿Y EL CONICET PARA QUIEN TRABAJA? VEAMOS….

Congresos y Reuniones científicas
Título:
EL KIBBUTZ Y EL MOVIMIENTO SIONISTA – SÍMBOLOS Y REALIDADES
Autor/es:
NICOLÁS DVOSKIN
Lugar:
Buenos Aires
Reunión:
Jornada; I Jornadas de Jóvenes Intelectuales e Investigadores en Temas Judíos; 2010
Institución organizadora:
Universidad Libre de Estudios Judaicos

Resumen:


En el presente trabajo nos proponemos estudiar una arista del proceso de constitución del Estado de Israel, desde los orígenes del sionismo hasta la actualidad: la del kibbutz. Entendiéndolo como una forma de organización social novedosa y exitosa, profundizar sobre el concepto de kibbutz nos permitirá comprender mejor el proceso de legitimación social del sionismo. Entendiendo al sionismo como un proyecto nacionalista estructurado desde la égida de los nacionalismos europeos de fines del siglo XIX, y reconociendo las necesidades de construcción de una fundamentación –o mitología originaria- de todo proyecto de este tipo, incorporamos la discusión acerca del kibbutz en el marco de la investigación sobre los elementos constitutivos de la legitimación del sionismo como movimiento político. Sin embargo, el kibbutz también debe ser pensado en su dimensión real: en qué medida contribuyó al desarrollo económico y social acelerado del Estado de Israel, funcionó como estrategia de absorción de mano de obra y se instrumentó en el proceso de expansión territorial del naciente Estado. En este trabajo analizaremos, en tres momentos conceptuales: el proyecto sionista, la construcción del Estado de Israel y la consolidación del mismo, cómo han interactuado las dimensiones simbólica y real de la experiencia de los kibbutzim

Fte: CONICET

N de la R: Argentina, el País que ya está bajo las ordenes de la Sinagoga de Satanás….. 

NOTAS RELACIONADAS

MONSANTO AVANZA EN LA INVESTIGACIÓN SOBRE UN TRIGO TRANSGÉNICO
 
TRIGO MUTADO ESTREMECE LOS MERCADOS AGRÍCOLAS
 
NO DEJE DE VER NUESTRA ETIQUETA “TRANSGÉNICOS”

Comments

comments