pobreza1   La noche de la caridad es una iniciativa que desde hace cuatro años se ocupa de repartir comida a la gente de la calle y funciona en la parroquia de Santa Elena, en el barrio de Palermo. Según revelaron voluntarios que forman parte de este grupo solidario, en el último tiempo, en coincidencia con el agravamiento de la situación económica, ha aumentado la cantidad de sin techo a los que tienen que auxiliar en sus recorridas nocturnas.
“Cuando empezamos, con 100 menúes nos alcancaba para darle de comer a todas las personas que encontrábamos en la calle. Ahora, tenemos que preparar entre 200 y 250 comidas”, aseguró María Esther Vildósola a Infobae.
Esta vecina del barrio es una de las diez personas que se encargan todos los miércoles de cocinar en la parroquia de Santa Elena un menú que incluye un sándwich de fiambre y queso, una sopa, huevos duros, frutas y jugo, que entregan a la noche jóvenes durante un trayecto que va desde Plaza Italia hasta Parque Las Heras y Plaza Chile.
Este proyecto, que se mantiene enteramente gracias a las donaciones de particulares que proveen los alimentos (y los voluntarios, su tiempo y trabajo), se replica en distintas parroquias, como Nuestra Señora de Guadalupe y la de Balvanera, que también salen un día de la semana a repartir alimentos a los sin techo. Todos los voluntarios de distintas iglesias consultados por Infobae comparten el mismo diagnóstico: el número de personas en la calle ha aumentado drásticamente en el último tiempo.
Sin embargo, la erradicación de la pobreza no parece estar en la agenda del Gobierno. La última cifra oficial que el Indec informó sobre indigencia y pobreza corresponde al primer semestre del 2013. Luego de eso, el cuestionado organismo, intervenido desde el 2007, ha dejado de publicar datos, pese a la insistencia de la oposición en el Congreso.
Semanas atrás, el ministro de Economía Axel Kicillof argumentó que el motivo de la falta de mediciones tenía que ver con que se estaba trabajando con una nueva metodología, pero no precisó cómo era esa nueva investigación y cuándo estaría lista.
Según la ONG Médicos del Mundo, son alrededor de 18 mil las personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Un tercio de ese número vive en esa situación hace más de tres años.
“Cuando escucho a Capitanich decir que ya no hay miseria y pobreza, me da mucha bronca, porque es evidentemente que eso no es verdad. Yo le diría a nuestros gobernantes que anden menos en helicópteros y caminen más el mundo real, así se dan cuenta de todos los problemas que hay para arreglar”, dice por su parte Mercedes Andrada, otra de las voluntarias de la Noche de la Caridad.
Los miembros de este solidario grupo cuentan a Infobae que su intención va más allá del reparto de comida. “Nuestra meta final es sacar a las personas de las calle, podér conseguirle un lugar digno para vivir y enseñarles algún oficio, para que puedan ser autosuficientes”, dice otra de las cocineras, Graciela Mugiello.
Y añade: “Es mucho trabajo, pero es lo menos que podemos hacer. Como dice el dicho: Enseñar a pescar en lugar de dar el pescado”.

Comments

comments