Fue el 30 de noviembre de 2008, casi dos años después de comenzada la intervención de Guillermo Moreno en el Indec. Para ese momento, ya se había desplazado con violencia a directores y técnicos, entre ellos Graciela Bevacqua y Cynhtia Pok.

“Ante todo, debo decir que el instituto trabaja en forma adecuada”, afirmó entonces el actual director técnico del organismo estadístico, Fernando Cerro, en una entrevista con La Gaceta de Tucumán. “Actualmente, sus trabajos se están completando y ejecutando normalmente”, agregó, ante la pregunta sobre esos dos primeros años de falseamiento estadístico y duras amenazas.

Cerro fue designado la semana pasada en reemplazo de Bevacqua por el actual director del Indec, Jorge Todesca. La decisión del economista llegó luego de discusiones por los tiempos necesarios para publicar un nuevo índice de inflación. Según ATE-Indec, se debió a “urgencias políticas”.

Según pudo saber LA NACION, varios técnicos cuestionan que en ese entonces Cerro siguiera utilizando el polémico índice de precios oficial como insumo para el dato de Producto Bruto Interno desde el área de cuentas nacionales, de la cual era director. Otros directores, como Cynthia Pok, se negaron. En junio de 2007, la socióloga publicó una nota interna en la cual afirmaba que no usaría el IPC de Moreno para calcular las canastas básica y alimentaria.

Pok fue desplazada, pero nadie sabe qué sucedió con Cerro. Para el actual Indec, trabajó sólo hasta 2008 en el organismo, y luego fue separado. Sin embargo, Cerro aparece como director de esa área hasta 2010 en la web de la Jefatura de Gabinete, y por lo menos hasta agosto de 2009 en el informe que cinco universidades públicas difundieron durante 2010. “La última presentación de PBI que avaló Cerro con su firma fue la de 2008, irreprochable. Después, deambuló por distintos lugares”, dijeron cerca del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Ambos son “conocidos”.
Lo cierto es que el dato del PBI de 2008 es justamente el que el actual ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, denunció penalmente. Esa demanda cuestionaba la sobrestimación de las cifras de PBI, que ese año disparó el pago de US$ 2361 millones en cupones de deuda atados a ese indicador. Según admitió el propio gobierno de Cristina Kirchner, tras un cambio de base (1993 a 2004), no correspondía pagarse. En 2014, Prat-Gay hizo una ampliación de la denuncia e incluyó a Cerro. Pidió que fuera investigado por fraude en perjuicio de la administración pública; asociación ilícita, violación de prueba, registros y documentos; peculado; negociaciones incompatibles con la función pública; utilización de información privilegiada con fines de lucro con los agravantes de encubrimiento agravado por el carácter de funcionario público, y falsedad ideológica de documento público.

LA NACION intentó comunicarse ayer con Cerro y con el Indec, pero no obtuvo ninguna respuesta.

Ayer, la dos veces desplazada del Indec Graciela Bevacqua advirtió que “la urgencia política le ganó a la credibilidad técnica”. La técnica rosarina agradeció el respaldo explícito de la diputada Elisa Carrió, que reclamó ayer su regreso al cargo y sostuvo que Todesca le “prohibió” hablar directamente con Prat-Gay.

“Bevacqua es una técnica idónea y una persona ejemplar, por lo tanto su salida del Indec es una medida que se debe revisar”, dijo Carrió anteayer en un comunicado, y agregó: “Le voy a pedir al presidente Mauricio Macri que releve a Todesca y que la restituya en el cargo”.

Para justificar su apoyo a la técnica desplazada por Todesca la semana pasada, ayer la legisladora de Cambiemos afirmó que respalda a Macri, pero que en el seno del frente “se debaten las diferencias”. Al reclamo de Carrió se sumó ayer la senadora por la Coalición Cívica-ARI Magdalena Odarda, que pidió el retorno de Bevacqua al Indec.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments