Para evitar una derrota política en el Congreso, el presidente Mauricio Macri firmará un decreto para devolver en un plazo de cinco años el 15% que la administración central retiene a las provincias en concepto de coparticipación.
El Gobierno ideó, así, una salida política del conflicto que se le abrió en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que tiene que aprobar o rechazar los decretos de necesidad y urgencia firmados hasta ahora por el Presidente, entre ellos, el que anuló esa devolución que había dado Cristina Kirchner antes de dejar el poder.

Según el decreto, en el que trabajaba anoche la Casa Rosada, los fondos serán girados a través de planes específicos de obra pública para los gobernadores y crecerá el porcentaje de impuestos coparticipables, aunque la norma no especifica cuáles serán y tampoco los plazos que se tomarán en Balcarce 50 para decidirlo.

El decreto creará, además, el Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo, integrado por Macri o quien él designe, que en este caso será el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; los 24 gobernadores, incluido el jefe de gobierno porteño, y tres senadores y tres diputados, elegidos por los presidentes de ambas cámaras.

Ante el rechazo de Sergio Massa a aprobar tal como está el decreto que anuló el beneficio para los gobernadores que Macri firmó apenas asumió, la nueva normativa intenta avanzar para conformar al Frente Renovador y evitar el primer traspié parlamentario.
El plazo con el que trabajaron fue corto. La comisión bicameral volverá a reunirse hoy, a las 18, después de dos postergaciones. El representante del Frente Renovador, el diputado Raúl Pérez, no quería acompañar al oficialismo, que no cuenta con los votos propios para aprobarlo. También planteó sus resistencias el senador Adolfo Rodríguez Saá, aunque con una posición más cercana al Gobierno. Anoche, el senador disfrutaba de la cena con la que Macri agasajó al presidente François Hollande.

Massa todavía no dio el sí, a la espera de mayores especificaciones sobre los plazos, año por año, en los que se devolverán los fondos. Quien sí respaldó el decreto fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien emitió un comunicado con su aval.

El decreto, contaron fuentes de la Casa Rosada, sólo establece un plazo general de cinco años y apenas detalla que la masa total de 15% se devolverá de manera escalonada con un plazo máximo de cumplimiento al 1° de enero de 2021. Antes de esa fecha debería estar en manos de los gobernadores el equivalente de lo que resignan actualmente, beneficio que ya consiguieron Santa Fe, Córdoba y San Luis a partir de un fallo de la Corte Suprema, que les habilitó el reclamo.

Más allá de la reacción de Massa esta tarde, en la Casa Rosada sostienen que, vote como vote, la norma saldrá igual. Para acorralarlo, ayer el ministro del Interior difundió un comunicado con el anuncio oficial. “El Consejo deberá arribar a una propuesta para la eliminación de la detracción del 15% de la masa de impuestos coparticipables pactada en agosto de 1992, durante el curso del tercer trimestre del presente año”, aclara Frigerio. No da detalles, tampoco el decreto, de cuántos fondos se irán distribuyendo año por año. Según el comunicado, una vez que los gobernadores hagan sus propuestas, el pacto deberá quedar formalizado en el último trimestre del año.

Se espera que se publique en el Boletín Oficial la semana que viene. Macri viajará hoy al mediodía a Roma y a esa hora, todavía seguirán negociando los detalles, con lo que es poco probable que llegue a tenerlo listo antes de partir.

Otra de las condiciones que ponía el líder del Frente Renovador era que el Presidente condonara todas las deudas que mantienen las provincias con el Estado nacional. Pero, por ahora, en Balcarce 50 niegan esa posibilidad. El decreto incluirá, en cambio, el compromiso de establecer un plan de pagos. “Se establece un régimen de saneamiento definitivo de la situación financiera entre el Estado nacional, las provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires con el fin de facilitar la extinción de las obligaciones recíprocas que se encuentren pendientes”, agregó Frigerio. Desde 2009, la anterior administración reprogramaba los vencimientos cada tres meses, pero antes de irse Cristina Kirchner les regaló a los gobernadores una prórroga mayor, por un año, que vence en diciembre.

“Tenemos la voluntad de avanzar hacia una federalismo más equitativo, encontrando soluciones políticas para los viejos problemas de la distribución de los recursos, en tiempos más cortos que el camino judicial”, sostuvo Frigerio, que negoció personalmente con Massa, aunque sin acuerdo. Anoche, entre borradores que iban y venían, decidió avanzar unilateralmente y se despachó con el anuncio, previo a lo que hoy será un nuevo round en la comisión bicameral.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments