El jurista Horacio Rosatti defendió ayer el pliego que lo nomina como juez de la Corte Suprema de Justicia ante la Comisión de Acuerdos del Senado. Fueron más de cinco horas en las que debió soportar los duros cuestionamientos del kirchnerismo por haber aceptado, en diciembre último, que Mauricio Macri lo nombrara por decreto en el máximo tribunal de Justicia.
En su exposición, Rosatti defendió la legalidad de su designación por decreto, la cual no llegó a materializarse, y justificó su aceptación en el hecho de que su aceptación estuvo supeditada a la posterior aprobación de su nombramiento por parte del Senado, tal como lo establece la Constitución.

Las explicaciones, en realidad la justificación del instrumento al que apeló Macri, no conformaron a legisladores de varias bancadas, no sólo a los kirchneristas, y todo indica que el tema será motivo de un intenso debate cuando la Comisión de Acuerdos se aboque a discutir el dictamen de Rosatti, para lo cual aún no hay fecha.

 

De hecho, Miguel Pichetto (Río Negro) cruzó en duros términos al candidato. “Todas las designaciones de jueces de la Corte por decreto están vinculadas a gobiernos militares”, bramó el jefe de la bancada del FPV. Horas después, ya en el cierre de la audiencia, sumó su queja el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), quien adjudicó la jugada impulsada por Macri a “un grupo de tecnócratas que desprecian a la política”. “El marketing y el desprecio por la política los ha llevado a cometer este error, que han enmendado”, agregó el puntano.

El mismo escenario promete repetirse el próximo miércoles, cuando está convocada la audiencia pública para que Carlos Rosenkrantz, el otro candidato a ocupar una de las dos vacantes en la Corte, concurra al Senado a defender su pliego. En este caso, se espera que el kirchnerismo sume cuestionamientos relacionados con la relación de su estudio jurídico con el Grupo Clarín y otras empresas.
Rosatti también negó que haber aceptado su nombramiento por decreto pueda afectar su imparcialidad como juez.

“No he tenido relación ni he tenido ningún tipo de comunicación con el Presidente o el jefe de Gabinete de ministros”, afirmó el postulante ante una consulta de la kirchnerista Virginia García (Santa Cruz), y sólo reconoció haber dialogado con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Más aún, Rosatti, que reivindicó en varios pasajes su pertenencia al PJ, recalcó que durante la campaña presidencial del año pasado expresó que iba a votar a Daniel Scioli “en primera y segunda vuelta”.

Ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner y ex intendente de Santa Fe por el PJ, el candidato fue sometido a un riguroso interrogatorio que lo obligó a pronunciarse en temas tan disímiles que van desde la validez del DNU que extendió la devolución del 15% a todas las provincias, derogado por Macri, hasta le despenalización de drogas para consumo personal, pasando por la ampliación de miembros de la Corte y el aborto.

Sobre este último punto, Rosatti se limitó a señalar que “mientras el sistema jurídico siga como ahora, la Convención sobre los Derechos del Niño (que establece que la vida comienza con la concepción y tiene rango constitucional) debe prevalecer sobre el Código Penal”.

No obstante, propuso a los legisladores modificar el artículo 86 del Código Penal porque, dijo, “tiene una redacción muy oscura que da lugar a la interpretación de los jueces”. En ese sentido, propuso “fijar límites claros” para la interrupción del embarazo, aunque no aclaró cuáles serían los adecuados a su criterio, entre los que citó la jurisprudencia de varios países (violación, tercera semana de gestación, peligro para la vida de la mujer).

Sobre la tenencia de estupefacientes para consumo personal dijo que debe ser despenalizada, y acerca de la extensión a todas las provincias del fallo de la Corte que les reconoció la devolución del 15% de la coparticipación a Santa Fe, San Luis y Córdoba, aseguró que “los fallos tienen vigencia para los casos concretos”.

Por último, Rosatti mostró serias diferencias con el gobierno de Cristina Kirchner. Así, ante una consulta de la neuquina Lucila Crexell (MPN), cuestionó el mantenimiento de la vigencia de la ley de emergencia económica en contraste con el discurso de la ex presidenta. “Hay que tener coherencia porque si se dice afuera que la economía es una maravilla puede traer fuertes complicaciones jurídicas en el frente externo; la esquizofrenia sale bastante mal”, sentenció.

Definiciones para temas polémicos

Ganancias, drogas y ADN, según Rosatti

Impuesto a las ganancias

“Los jueces deben pagar impuesto a las ganancias. También presentar declaraciones juradas de ganancias y bienes”

Tenencia de drogas

“Debe ser despenalizada. Ha sido incorrecta la lectura de penalización del consumo como combate del narcotráfico”

Muestras compulsivas de ADN

“Las considero constitucionales en el marco de delitos de

lesa humanidad”

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments