MAR DEL PLATA.- Esposado y con custodia policial en su ingreso a la sede judicial platense, la imagen del presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur) marplatense, Emiliano Giri, imputado en una causa penal por cargos de peculado y malversación de fondos junto a cinco ex funcionarios del gobierno de Daniel Scioli no sólo es la del primer funcionario de Cambiemos detenido. También pone en una situación más que comprometida a la gestión del intendente Carlos Fernando Arroyo, de quien el acusado fue colaborador durante la campaña electoral y era el nexo con las máximas autoridades provinciales y nacionales del macrismo.
El impacto puertas adentro fue tal que, mientras desde temprano la oposición hacía públicos sus pedidos para que Giri fuera echado del cargo, el silencio oficial apenas se quebró con un escueto comunicado de prensa que intentaba negar lo evidente. “Se trasladó a La Plata para interiorizarse de una causa en la cual se lo involucra”, se afirmaba desde el Ejecutivo comunal.

Recién a última hora se supo que Giri, por carta manuscrita, había hecho llegar a Arroyo su renuncia “indeclinable” a la conducción del Emtur. “Lo hago con la conciencia tranquila de que será justicia”, aclaró quien se convirtió en la tercera pieza que el intendente pierde en su gabinete a tres meses de haber asumido. En diciembre se fue el secretario de Seguridad, Julio Razona, y días atrás -también con escándalo- el titular del Ente de Vialidad, Miguel Guzmán, que ocultó casi dos meses un accidente que tuvo en San Luis con un móvil oficial.

El fiscal de Delitos Complejos de La Plata, Jorge Paolini, al frente de la investigación, da por probado que los seis imputados participaron entre 2012 y 2013 de maniobras irregulares en Astilleros Río Santiago, donde se valieron de documentación de personas de bajos recursos con la que generaron falsos legajos de personal jerárquico para quedarse con esos sueldos. La suma acumulada, cuya distribución se desconoce, supera los 16 millones de pesos.

La lista de detenciones ordenadas por el juez de Garantías Fernando Mateos y concretadas por la policía durante la madrugada de ayer incluye al ex titular del astillero Héctor Scavuzzo; Andrés Ombrossi, entonces jefe de Gabinete del Ministerio de Producción; Rodolfo Elisetch, que fue coordinador de Sueldos y Jornales y Personal Superior; Oscar Edgardo Borcerio, ex secretario de Presidencia, y quien era gerente general, Julio Rubén Borovik. Todos estuvieron en servicio hasta el final de la gestión provincial de Scioli.
Solo Giri aceptó declarar ayer ante el fiscal. La indagatoria duró casi tres horas y su abogado, Raúl Granillo Fernández, ya formalizó el pedido de excarcelación.

Paolini explicó que Giri aportó identidades que luego se convertían en cargos jerárquicos en Astilleros Río Santiago, con haberes que retiraban sus máximos directivos. Asegura que las obtenía de personas desocupadas a las que les pedía copia de documento para una afiliación política -por entonces militaba en las filas de Francisco de Narváez- y gestionarles un plan social. El fiscal confirma 100 casos, de los cuales unos 20 serían de Mar del Plata y el resto, de distintos puntos de la provincia, entre ellos Coronel Pringles, donde Scavuzzo fue intendente.

Los cargos que afrontan son por peculado y malversación de fondos salvo Giri, que es el único que entonces no era funcionario y queda involucrado en la causa en condición de partícipe necesario para los delitos. Las penas previstas van de dos a diez años de cárcel.

Giri tuvo alta exposición pública durante la reciente temporada. Puso el pecho a los malos resultados y recién se pudo lucir con el éxito de los feriados de Carnaval. Coordinaba una flamante estructura que incluía Turismo, Cultura y Deportes, pero su rol iba aun mucho más allá: en el gobierno local era el operador directo con máximos funcionarios de la Nación y la provincia.

La sucesión de expresiones desafortunadas, traspiés y escándalos de esta gestión inquieta a las máximas autoridades de Cambiemos. Si bien la detención de Giri no es por un hecho de corrupción durante la actual administración, el impacto se sintió.

Un empresario con aceitados vínculos políticos

Giri era una figura clave en la estructura del municipio

Emiliano Giri

Presidente del ente municipal de turismo de mar del plata (emtur)

Ayudó a Carlos Fernando Arroyo (Cambiemos) a ganar la intendencia y vencer a Gustavo Pulti. Trabajó con Francisco De Narváez y es cercano a José “Pepe” Scioli

Ganó protagonismo desde el Emtur, que administra una megaestructura que contempla deportes y cultura

Administró balnearios, seguridad privada y red de locales de cobro de servicios. Aspiró a quedarse con grandes proyectos arquitectónicos

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments