LA PLATA.- El diputado José Ottavis renunció ayer a la presidencia del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Ottavis informó que su “decisión corresponde a motivos personales”. Lo cierto es que la renuncia está estrechamente vinculada a los cuestionamientos en el interior de la agrupación que lo llevó a tener poder, La Cámpora.

El bloque del FPV se reunirá hoy antes de la sesión convocada a partir de las once para definir al sucesor en esa bancada, de 36 diputados. El nombre que suena para suceder a Ottavis es el de Walter Abarca.
Dentro de la Legislatura ayer circuló con fuerza una versión que daba cuenta de la inminente renuncia de Ottavis, no sólo a la jefatura del bloque, sino también a su banca de diputados. La versión fue desmentida por compañeros de Ottavis.

La suerte del diputado bonaerense de San Isidro quedó definida durante la votación del presupuesto provincial. Esa noche el bloque quedó dividido entre los referentes del kirchnerismo que apoyaron la autorización solicitada por el Poder Ejecutivo para endeudarse y los diputados peronistas que se opusieron a votar esos empréstitos.
El diputado y referente camporista votó en aquella oportunidad junto a los 15 diputados que constituyeron la minoría de la bancada del FPV; otros 20 votaron a favor.

Ottavis ya mantenía un vínculo tenso con otro referente nacional de La Cámpora, Eduardo De Pedro. Esta tensión esmeriló la influencia de Ottavis en el interior de la agrupación que se referencia con Máximo Kirchner.
La crisis se acentuó luego de que se conoció el vínculo entre Ottavis y la vedette Victoria Xipolitakis. Esa relación fue duramente cuestionada en los sectores más duros del kirchnerismo.

Ayer, con la renuncia de Ottavis, el bloque quedó “liberado” para la elección del sucesor en la conducción de la bancada, que en principio, transitoriamente, quedará en manos de su vicepresidente, el diputado Abarca.

Desde hace varios días la bancada de diputados del FPV se debatía entre la fractura o el reemplazo en la conducción de la misma del diputado Ottavis. La renuncia del legislador es un paso hacia la pacificación de algunos ánimos, aunque se identifican varios sectores.

Un grupo de diputados que fueron la base de apoyo de Ottavis constituye un colectivo de unos doce que suman algunos aliados. Además están los diputados referenciados con Julián Domínguez y Florencio Randazzo y peronistas independientes más receptivos de las demandas de los denominados “intendentes renovadores”. Y también hay otros caciques con peso territorial, como el ex jefe del bloque Fernando “Chino” Navarro y el ex presidente de Diputados Horacio González.

“No estamos para perder tiempo con estas discusiones. Es deprimente. Es todo producto de la derrota electoral”, dijo a la nacion uno de esos referentes. En lo inmediato seguirá en funciones una “mesa de consenso”, a partir de la cual se definirán el funcionamiento del bloque y su orientación.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments