El juez de garantías de Moreno Gabriel Castro dictó ayer la prisión preventiva del ex secretario de Obras Públicas, José López, por la portación ilegal del arma que llevaba la madrugada de su detención. El magistrado hizo lugar a un pedido de la fiscal Alejandra Rodríguez, que también pidió que esta causa vaya a juicio oral.

López ya está procesado y preso por la causa de enriquecimiento ilícito, a cargo del juez federal Daniel Rafecas, quien hoy hará una inspección ocular en el monasterio de General Rodriguez. La medida había sido pedida el 15 de este mes por la Oficina Anticorrupción, que fue aceptada como querellante en esa causa.

En la causa que tramita en la justicia provincial, la fiscal había pedido la preventiva y el juicio oral por el delito de “portación ilegal de uso civil”. Se trata de un arma marca Sig Saguer calibre 22, con 25 cartuchos intactos. López la dejó cerca de una venta del convento la madrugada del 14 de junio, tal como se puede ver en las imágenes de las cámaras de seguridad.

Además, la fiscal dio por finalizada la instrucción de la causa y pidió la elevación a juicio de López por ese delito, que en este caso es “atenuado” porque el fusil era de su propiedad, al igual que una pistola marca Glock, calibre 9 milímetros, que se secuestró en la casa de Dique Luján, allanada tras su detención.

El juez Castro deberá ahora correr vista a la defensa del ex funcionario y decidir si aún existen medidas de prueba pendientes. Caso contrario, enviará la causa a juicio oral. En ese caso, López podría recibir una pena de entre seis meses y tres años de prisión.

En la causa que tramita en Comodoro Py, el juez Rafecas encabezará hoy una inspección ocular en el monasterio. Y mañana le tomará declaración, como testigo, al pollero que llamó al 911 la madrugada del 14 de junio.

En tanto, los nuevos abogados de López apelaron ante la Cámara Federal el procesamiento por enriquecimiento ilícito y plantearon la nulidad de la indagatoria, al considerar que por sus problemas de salud no podía haber declarado. Además argumentaron que el delito es inconstitucional porque se invierte la carga de la prueba, ya que el imputado tiene que probar que no cometió irregularidades.

López sigue detenido en la cárcel de Ezeiza. Pese a su conducta dentro del penal, los médicos siguen diciendo que está en buenas condiciones de salud.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments